San Isidro labrador de Madrid: 103

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Tercero
Pág. 103 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto III Lope de Vega


Demonio: ¿Baja?

 
 

Envidia: ¿Pues no lo ves? ¡Qué envidia fiera!

 
 

Demonio: ¡Con ser füego, me convierto en yelo!

 
 
(Por un pilar baja un ÁNGEL
con una vela encendida en la mano,
y llegue hasta la lámpara,
y habiéndola encendido, dice.)

   

Ángel: Isidro, así manda honrarte

el Señor de cielo y tierra;
que si del cielo eres luz
es justo que aquí la tengas.
Hasta que, por la malicia
de los hombres, desfallezca
la devoción, Dios me manda
que cada sábado venga.
Y esta lámpara, que arde
a tu cuerpo santo, encienda.
 
 
 
(Vase.)

   

Envidia: Enciéndeme las entrañas

de la envidia que me queda.
 
 

Demonio: Paso, y mira, que entra un hombre.

 
 

Envidia: ¿Es sacerdote?

 
 

Demonio: Aunque sea

quïen quisiere, he de estar
dando a los cielos mil quejas.