San Isidro labrador de Madrid: 28

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Primero
Pág. 28 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto I Lope de Vega


Don Pedro de Luján: ¿Va al campo?

 
 

Rodrigo: Primero viene

a oír misa y rezar.
 
(Vanse.)

Isidro: Nube de tanto arrebol,

que el sol de justicia dora,
Dios te salve, hermosa aurora,
que trujiste al mundo el sol,
Dios te salve, María.
Tú sola, que fuiste digna
de oírle al ángel suave,
eres desta Salve el Ave,
pues tú sola, Ester divina,
llena eres de gracia.
Y mira, hermosa doncella,
remedio en nuestra desgracia,
si estás bien llena de gracia,
pues por confirmarte en ella
el Señor es contigo.
Y de estar contigo, es tanta,
que del mundo entre otros dones,
todas las varias naciones
te han de llamar Virgen santa,
bendita entre las mujeres.
Diste un fruto, hermosa Flora,
vara de Jesé excelente,
que del Ocaso al Oriente,
serás bendita, Señora,
y bendito el fruto.
Fue fruto en sazón hermoso,
que después se nos dio en pan,
pero ¿qué más te dirán
que ser el fruto sabroso
de tu vientre Jesús?
Pariste a tu mismo padre,
y el parto de forma es,
que antes, en él y después,
quedaste Virgen y madre,
Santa María.
Cuando miro que prefieres


<<<
>>>