San Isidro labrador de Madrid: 34

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Segundo
Pág. 34 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto II Lope de Vega


 
con la pereza que baja,

pues cuando Isidro trabaja
ya vuelven de trabajar.
Échale de tu servicio,
que a mí me dijo Tadeo
que tiene de entrar deseo
en tu casa al mismo oficio.
Es mozo fuerte y robusto,
gran madrugador, fïel,
y que no tendrás con él,
en todo el año, un disgusto.
Lo que es vendimia y ganado,
entiéndelo por estremo.
 
 

Juan de Vargas: Id en buen hora, que temo,

según estoy enojado,
que he de hacer un desatino.
 
 

Esteban: A que la verdad te diga

tu perdición nos obliga,
y el ser tu deudo y vecino
don Juan Ramírez.
 
 

Juan de Vargas: Adiós,

a vuestra labor os id.
 
 

Lorenzo: Mil mozos hay en Madrid,

y aquí tenéis a los dos.
 
 
(Vanse ESTEBAN y LORENZO.)

   

Juan de Vargas: ¿Este es Isidro, de quien

mil alabanzas decían
cuantos me hablaban y vían?
¿Este es el hombre de bien?
¿Este es el humilde y santo?
Su casilla pobre es esta.
¡Hola!, ¿no hay quien dé respuesta?,
¿qué mucho, si duerme tanto?