San Isidro labrador de Madrid: 39

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Segundo
Pág. 39 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto II Lope de Vega


María: Sí;

toma primero un bocado.
 
 

Isidro: Hasta que rece, María,

no me he de desayunar.
 
 

María: Acá podré yo rezar

por ti, que es bien largo el día.
 
 

Isidro: ¡Y cómo, si entiendo bien,

María, el alma que tienes!
A Dios le debo mil bienes,
y tú lo sabes también.
Por haberme acompañado
de tu virtud, decir puedo
que es tan grande.
 
 

María: Tengo miedo

que vuelva señor airado.
Vete, Isidro, que si en Dios
nos metemos, ni tú irás
a arar, ni yo hilaré más.
 
 

Isidro: ¿Dónde, Señor, como en vós?

A la noche, como vuelva
me acuerda que he de contarte
de cierto sermón gran parte.
 
 

María: ¿Quieres que Juan se resuelva

a echarte de casa, di?
 
 

Isidro: Templad su enojo, mi Dios,

porque cuando trato en vós
nunca me acuerdo de mí.
 
 
(Vanse, y sale JUAN.)


<<<
>>>