San Isidro labrador de Madrid: 48

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Segundo
Pág. 48 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto II Lope de Vega



La C, celestial ardor,

el espíritu será,
que la C es círculo, ya
se vee, que es círculo amor.
 
 

Ángel 3.º: Isidro, tu dueño viene,

eso puedes contemplar,
y iremos los tres a arar
por el enojo que tiene.
Bueyes blancos hay allí,
con que presto acabaremos.
 
 

Isidro: ¿Cómo arar?

 
 

Ángel 2.º: Arar tenemos,

que Dios nos lo manda así.
 
 

Isidro: ¿Pues quién le ha de replicar?

 
 

Ángel 1.º: Ya vamos, aquí te queda.

 
 

Isidro: ¿Quién hay, gran Señor, que pueda

vuestras grandezas loar?
 
 
(Vanse los tres, y sale JUAN.)

   

Juan de Vargas: Más lleno de confusión

que de enojo, llego a ver
la causa que puede haber
para igual trasformación.
Los prados están floridos,
y de los pimpollos rotos
a los olmos de los sotos
salen sus verdes vestidos.
Las secas parras se huelgan,
y por los estremos sumos,
con las hebras de los grumos,
como por junco se cuelgan.


<<<
>>>