San Isidro labrador de Madrid: 70

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Tercero
Pág. 70 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto III Lope de Vega


Sale JUAN DE VARGAS.

   
Juan de Vargas: Fértiles márgenes verdes

del humilde Manzanares;
viento que en ecos dispares
por estas peñas te pierdes.
Campos bajos, abundantes
del trigo por la labor
de tan rico labrador,
que hace los granos diamantes,
pues a veros he venido
en la más ardiente furia,
templad con agua la injuria
de que me siento ofendido.
¿Es posible que no haya
un arroyuelo, una fuente
que con su cristal corriente
a darle socorro vaya
al seco, agotado río,
que espira en la tibia arena
ya de secas ovas llena,
verdes hijas del estío?
¿Es posible que no tengan
aquestas cuevas sombrías
algunas alcobas frías
adonde sus ninfas vengan?
Yo perezco, mas allí
mi buen Isidro ha bajado
ya suspenso el corvo arado;
agua o vino tendrá aquí.
Revolviendo las coyundas
está en la frente a los bueyes;
¡dichoso tú, que en las leyes
de Dios tus intentos fundas!
¡Oh, santísimo varón,
que ya con milagros tales
das a tu patria señales
de tu insigne perfección!
¡Isidro, Isidro!


<<<
>>>