San Isidro labrador de Madrid: 83

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Tercero
Pág. 83 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto III Lope de Vega


Demonio: ¿No?, pues yo

tomaré, Mentira, el suelo;
y como viento en la mar
juntaré estrellas y arenas.
 
 

Envidia: ¿Cuándo cesarán mis penas?

¿Quédame más que envidiar?
Mirad cual está sentado
entre sus pobres comiendo,
y ellos bebiendo y riyendo
de mi congoja y cuidado.
La simia de Dios, Luzbel,
le quiere imitar aquí,
que en otro desierto vi,
como el maná de Israel,
sobrar pan de cinco panes,
siendo cinco mil personas.
 
 

Demonio: Si hoy tu frente no coronas,

honra de mis capitanes,
adalid de mis fronteras,
caudillo de mis asaltos,
y sobre muros tan altos
no trepas con mis banderas,
no digas que eres nacida,
Mentira, de mis entrañas.
 
 

Mentira: Tú verás hoy mis hazañas.

 
 

Envidia: Ya se acaba la comida;

los pobres quedan sentados,
Isidro sale a rezar.
 
 

Demonio: Querrale a Dios gracias dar

por todos los convidados.
No es labrador como Adán,
no le dan pan con sudor,
este sí que es labrador,
que come de balde el pan.
¿Pues cómo, Dios no decía
que en el sudor de su cara
le comería?