San Isidro labrador de Madrid: 87

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Tercero
Pág. 87 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto III Lope de Vega


¡Ay, Señor!, que mis pecados

habrán sido la ocasión,
mas regalos vuestros son,
que es día de convidados.
Pero podrá ser que note,
del mundo algún bachiller,
que me diste de comer
para cobrar el escote.
Pues, Señor, hagamos cuenta,
que si venís a cobrar,
que mucho os debe agradar
la moneda de una afrenta.
Yo la pongo, Señor bueno,
a cuenta de muchas vuestras,
pues por tantas culpas nuestras
os vistes de afrentas lleno.
Tomalda, Rey soberano,
si es moneda de valor,
mas no se os caiga, Señor,
que tenéis rota la mano.
 
 
(Vanse, y sale MARÍA.)

   

María: Emperatriz del cielo,

a quien bendicen todas las naciones.
Madre nuestra, y consuelo
de todas las humanas aflicciones.
Estrella tramontana,
guía mi noche al sol de tu mañana.
Hermosa Virgen bella,
pues en el mar de la flaqueza humana
eres divina estrella
que alumbra de la noche a la mañana;
y el nombre de María,
repartámoslo así: yo mar, tú guía.
Sin ti nadie llegara;
tú eres el arco que la paz concierta,
que si tu sí faltara
no se viviera en esperanza cierta,
ni se poblara el cielo,
ni viéramos a Dios hombre en el suelo