San Isidro labrador de Madrid: 92

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Tercero
Pág. 92 de 108
San Isidro labrador de Madrid Acto III Lope de Vega


Mentira: ¿No te espanta

aquel estilo de amores?
 
    

Demonio: Pierdo, Mentira, el juicio.

 
 

Isidro: Mira que no hablen cosas

que a sus almas sean dañosas,
ya que tienes este oficio.
Asea8 mucho el altar,
sal al campo las mañanas,
y de las flores tempranas
le puedes todo adornar.
 
 

María: ¿Cómo están mis dos señoras?

 
 

Isidro: ¿La de Atocha y Almudena

dirás?
 
 

María: Dios me haga büena,

no hablé desas dos auroras;
de doña Inés te decía,
y su hija.
 
 

Isidro: Salud tienen;

las que yo digo a dar vienen
la salud que yo querría.
 
 

María: La de Atocha, ¿cómo está?

 
 

Isidro: En su ermita con su hijo,

¡santo Dios, qué regocijo
el tratar della me da!
Haciendo está cada día
mil maravillas, a honor
suyo, aquel divino autor,
mas pobre está todavía.