Santo y sastre: 024

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 024 de 121
Santo y sastre Acto I Tirso de Molina


HOMO:

               Yo hablo en lo que profeso.

DOROTEA:

               (¿Mas si hubiese un sastre santo -(Aparte)-
               y fuese éste?) Comenzad
               a ajustarme la medida,
               y advertid que guarnecida
               la ropa con variedad
               curiosa, a vuestra elección
               han de ser los pasamanos.

HOMO:

               ¡Ah, señora, y qué de vanos
               trajes usa la ambición!
               Si yo los he de escoger,
               pasamanos la prometo
               que causen gusto al discreto,
               y hermosura a la mujer.
               Por lo vistoso y lo vario
               en la invención y colores,
               los pasamanos mejores
               son en ellas el rosario;
               que si las manos le pasan
               de pasamanos podrán
               servir al alma, pues dan
               pasaporte al cielo, y pasan
               con discreción y medida
               nuestras acciones violentas,
               tomando cuenta sus cuentas
               a los gastos de esta vida.


Santo y sastre de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III