Santo y sastre: 035

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 035 de 121
Santo y sastre Acto I Tirso de Molina


ROBERTO:

               Si eso es verdad, la venganza
               os dará quien le dió el ser;
               pero afirmarlo vos basta,
               que os respetan bien nacida
               y os autorizan honrada.
               Humilde oficio profeso,
               pero en mi esfera se guarda
               la opinión como la vida,
               que hasta aquí no admitió mancha.
               ¡Vive Dios! ¡Que he de verter
               su sangre para lavarla,
               si como es un hijo solo
               fuera del orbe monarca!

DOROTEA:

               ¿Luego, vais a darle muerte?

ROBERTO:

               ¿Pues no es justo?

DOROTEA:

               ¡Ay, desdichada!
               No le matéis que le adoro.

PENDÓN:

               (Derrengóse con la carga.) -(Aparte)-

DOROTEA:

               Haced vos que sea mi dueño,
               gobierne mi hacienda y casa,
               médreme yo esposa suya,
               quedaré alegre y vengada.

ROBERTO:

               ¿Pues no decís que intentó
               forzaros?


<<<
>>>