Santo y sastre: 046

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 046 de 121
Santo y sastre Acto II Tirso de Molina


HOMO:

               Bien sabes tú, cuan pesado
               tiene de serme este estado.

PENDÓN:

               Si un yugo por premio da,
               ya colijo las molestias
               de una mujer que es verdugo,
               que no suele ser el yugo
               sino para domar bestias.
               Diérante a ti andar de día
               de jubileo en sermón;
               no dejar congregación,
               no perdonar obra pía,
               disminuyendo procesos,
               consultando confesores,
               reprehendiendo jugadores,
               dando libertad a presos,
               y a la noche en hospitales,
               entre humildes ejercicios,
               desopilando servicios
               y bazucando orinales.
               En oyendo el esquilón,
               a pesar de lodo y vientos,
               acompañar sacramentos
               de Dios y su extrema unción;
               volver a casa a lo mudo,
               o royendo Ave Marías,
               cenar dos lechugas frías
               y un huevo entre asado y crudo;
               dormir sobre una tarima
               poco y mal, y aunque a maitines
               fuiste acallando mastines,
               volver a la iglesia a prima,
               que en este entretenimiento,
               que otros llamarán castigo,
               no estimarás en un higo
               el más rico casamiento.


Santo y sastre de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III