Santo y sastre: 062

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 062 de 121
Santo y sastre Acto II Tirso de Molina


DOROTEA:

               Yo tengo sobrada hacienda
               para que oficio mudéis,
               y el que ejercitáis dejéis.

HOMO:

               Eso no, ni lo pretenda
               quien bien me quiera. Cabeza
               todo marido ha de ser
               a quien siga su mujer.
               Dióme la naturaleza
               esta humilde profesión,
               y vos habéis de imitarme,
               no yo á vos, que es afrentarme.

DOROTEA:

               Aceto esa condición.
               ¿Queréis más?

HOMO:

               Querreos mucho,
               si los domingos y fiestas
               os confesáis, porque en éstas
               andar las damas escucho
               vagando por la ciudad,
               y no habéis de querer vos
               que días que son de Dios
               se den a la vanidad.

DOROTEA:

               Prometo cumplirlo ansí.

HOMO:

               Habéis de ser limosnera
               de modo que, aunque no hubiera
               más de un pan que darme a mí,
               o para comer los dos,
               si llega un necesitado,
               con respeto y con agrado
               se le déis en él a Dios.
               Veréis cómo se acrecienta
               después.


Santo y sastre de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III