Santo y sastre: 080

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 080 de 121
Santo y sastre Acto II Tirso de Molina


PENDÓN:

               ¿Tú tras mí?

ESPERANZA:

               ¿Pues no lo ves?

PENDÓN:

               ¡Qué mala contera llevo!

HOMO:

               Ea, mi Dios, abrasada
               la hacienda, mejor podremos
               serviros, que siempre han sido
               los bienes impedimentos
               de la virtud. Padre mío,
               en vuestra casa el remedio
               de esta desgracia tengamos.

ROBERTO:

               Vamos hijo, pues tan presto
               cuando rico te juzgaba
               empobreciste; que necio
               es quien de candelas fía
               y no en virtud.

PENDÓN:

               Parecemos
               sin cáscaras y en camisa,
               ¿esperancilla, dirélo?

ESPERANZA:

               Dilo.

PENDÓN:

               Piñones mondados
               en casa del pastelero.
 
FIN DEL SEGUNDO ACTO


<<<
>>>