Santo y sastre: 085

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 085 de 121
Santo y sastre Acto III Tirso de Molina


HOMO:

               Razones por los cabellos
               traes que disparan mentiras
               y engaños, ciega con ellos.
               Yo tengo, mi Dorotea,
               oficio, gracias a Dios,
               que nuestro socorro sea,
               y para vivir los dos,
               tu labor y mi tarea
               nos sobra. Una posesión
               de mi herencia he reservado,
               cuyos frutos en sazón
               te sacarán de cuidado
               y a mí de tu indignación.
               En ella el cielo dilata
               por la tierra su tesoro,
               siempre a la limosna grata,
               con trigos de granos de oro
               y ovejas que peinan plata.
               Allí--si en hacienda apoyas
               tu interés--de verdes parras
               forma Baco claraboyas,
               cuyas vástigas bizarras
               cuelgan racimos por joyas;
               allí, pasado el septiembre,
               heredero del Agosto,
               cuando a usura el grano siembre,
               paga el campo en trigo y mosto
               censos que goza el diciembre.
               Allí, en fin, esposa mía,
               pechera Ceres cada año
               para ti regalos. cría,
               sin que esterilice el daño
               frutos que el cielo nos fía;
               que, como soy su rentero,
               no quiere que se destruya
               el diezmo que darle espero,
               porque como hacienda suya
               la guarda su jornalero.


Santo y sastre de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III