Santo y sastre: 092

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 092 de 121
Santo y sastre Acto III Tirso de Molina


PENDÓN:

               Que no es el que vino Dios
               sino un tragasopas.

HOMO:

               ¡Calla,
               bárbaro!

PENDÓN:

               Barbero no,
               sastre sí, que hurtar desea.
               Al pobre, Dios le provea,
               su mujer me lo enseñó.
               Falta el pan para nosotros;
               no está el tiempo para gracias.
               Los pobres y las desgracias
               se llaman unos a otros.
               Aun no lo sufren los perros
               y "un Dios le provea" es trato
               al uso bueno y barato
               como ensalada de berros.

HOMO:

               Anda, necio; llámale.

PENDÓN:

               ¿Que le llame? Si él se fuera
               aun vaya, a la puerta espera
               que pan y caldo le dé.
               No le echarán dos virotes,
               si por él no te descarnas;
               que hay pobres, tiñas y sarnas
               de toda puerta, pegotes.

HOMO:

               Pues dale pan.


<<<
>>>