Santo y sastre: 108

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 108 de 121
Santo y sastre Acto III Tirso de Molina


LELIO:

               Y también es gitana la avaricia.
               ¡Vive Dios, que de engaños y dobleces
               no he de creer la hipócrita noticia
               que le apoya en Cremona, que es un...

GRIMALDO:

               ¡Paso!

LELIO:

               ¡Miren de quien las gentes hacen caso!
               ¿Vos no advertís que con virtud fingida
               nos llevó a nuestra dama, y qué burlados,
               él jactancioso y ella arrepentida
               nos dejó sutilmente lastimados?
               Pues en venganza de esto, si la vida
               les costase esta noche a mis cuidados,
               su esposa he de robarle y con violenta
               mano templar mi amor, vengar mi afrenta.
               Cerrada está su puerta, pero a coces
               la echaré por el suelo; ya ha caído.

Da una coz a la puerta. Ábrese.
Está en ella un ÁNGEL con una espada de fuego.
Cae LELIO desmayado, huye GRIMALDO
y sale HOMO Bono

ÁNGEL:

               ¡Blasfemo! ¿que es Alcaide, no conoces,
               Dios de esta casa?

GRIMALDO:

               ¡Cielos, favor pido!

Desaparece el ÁNGEL.


Santo y sastre de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III