Santo y sastre: 113

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 113 de 121
Santo y sastre Acto III Tirso de Molina


HOMO:

               Mi Dios, quien firme os adora
               no tiene que recelar.
               Lelio, si el frágil sujeto
               del hombre deja postrarse,
               favor para levantarse
               ofrece el cielo al discreto;
               que yerre nuestra ignorancia
               no es mucho, en el más robusto.
               Siete veces cae el justo;
               pero la perseverancia
               en el vicio, ésa condeno.
               Volved desde aquí por vos,
               por la honra vuestra y de Dios.
               Ponga la prudencia freno
               de la travesura loca
               y hacedme a mí una merced.

LELIO:

               Mandad, decid, disponed.

HOMO:

               Lo que os pido es que en la boca
               que abrió del cielo la ayuda
               viva seguro el secreto
               de este milagroso efecto.
               Esté en mi alabanza muda,
               si en la de Dios pregonera;
               que vuestro médico fue.
               ¿Prometéislo?

LELIO:

               Callaré,
               si bien la lengua quisiera
               en que bajó la paloma
               divina, para alabaros.


<<<
>>>