Seducción de la Cava

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Seducción de la Cava
de Autor anónimo



        Amores trata Rodrigo,           
        descubierto ha su cuidado;              
        a la Cava se lo dice            
        de quien anda enamorado;                
        -Mira, Cava; mira, Cava;                
        mira, Cava, que te hablo;               
        darte he yo mi corazón          
        y estaría a tu mandado.                 
        La Cava, como es discreta,              
        a burlas lo habla echado;               
        respondió muy mesurada          
        y el gesto muy abajado:                 
        -Como lo dice tu alteza,                
        debe estar de mí burlando;              
        no me lo mande tu alteza,               
        que perdería gran ditado.               
        Don Rodrigo le responde                 
        que conceda en lo rogado.               
        Ella hincada de rodillas,               
        él estala enamorando;    
        sacándole está aradores                 
        de las sus jarifas manos.               
        Fuese el rey dormir la siesta,          
        por la Cava había enviado;              
        cumplió el rey su voluntad              
        más por fuerza que por grado,           
        por lo cual se perdió España            
        por aquel tan gran pecado.              
        La malvada de la Cava           
        a su padre lo ha contado.               
        Don Julián, que es traidor,             
        con los moros se ha concertado          
        que destruyen España            
        por le haber así injuriado.