Sentencia del TOF 3 dictada en el caso del atentado contra la AMIA el 29 de octubre de 2004 (107)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Volver al índice
Ir al anterior
Ir al posterior


  • TÍTULO I. LA CAUSA POR EL ATENTADO
    • CAPÍTULO VI. Carlos Alberto Telleldín
        • C) El taller de Nitzcaner
          • 1) La trafic de Sarapura


El debate demostró, de manera fehaciente, que el sábado 2 de julio de 1994, en horas del mediodía, Miguel Gustavo Jaimes, a pedido de Carlos Alberto Telleldín, remolcó con su automóvil -Ford Sierra, color verde- la camioneta Renault Trafic dominio C 1.519.275, desde República y Alvear, de la localidad de Villa Ballester, hasta el taller de chapa y pintura “Pole Position”, perteneciente a Ariel Rodolfo Nitzcaner, sito en Ituzaingó 2335, Villa Maipú, provincia de Buenos Aires.


El vehículo acarreado le había sido sustraído a su propietario, Pedro Alejandro Sarapura, entre la noche del 1º de julio de 1994 y las 15.00, aproximadamente, del día siguiente, en la calle Arcos entre Olazábal y Blanco de Encalada, de esta Capital, donde la había dejado estacionada.


Además se comprobó que, por indicación de Telleldín, Nitzcaner cambió en su taller el motor del vehículo de Sarapura por otro aportado por Telleldín, sin que fuera posible determinar si se trataba del correspondiente a la Trafic de “Messin”. También se efectuaron en aquel rodado algunos arreglos de chapa y pintura y en el interior de la caja.


Asimismo, se acreditó que el viernes 8 ó el sábado 9 de julio, la camioneta fue retirada del taller de Nitzcaner, sin que medie certeza acerca de que Telleldín y Boragni o sólo esta última se hubieran encargado de dicho cometido.


Tampoco se pudo establecer si la Trafic que el sábado 9 y domingo 10 de julio de 1994 se estacionó frente al domicilio de la calle República 107 de Villa Ballester, publicada para su venta en el diario “Clarín” de ese fin de semana, era aquella que Telleldín habría armado con la carrocería del utilitario de Sarapura y otro motor.


Igualmente, el debate no pudo esclarecer el destino que se le dio al motor nº 2.848.848, originariamente colocado en la Trafic sustraída a Sarapura. Por último, no se encuentra probado, pese a las afirmaciones de Telleldín en tal sentido, que se hubiera regrabado la numeración de la carrocería de la Trafic de Sarapura.


Volver al índice
Ir al anterior
Ir al posterior