Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de la República de Chile/1827/Sesión del Congreso Nacional, en 17 de marzo de 1827

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
CONGRESO NACIONAL
SESION 166, EN 17 DE MARZO DE 1827
PRESIDENCIA DE DON DIEGO JOSÉ BENAVENTE


SUMARIO. —Cuenta. —Aprobacion del acta de la sesion precedente. —Asuntos de Maule. —Solicitud de don Pedro Angulo en demanda de una casa. —Rechazo del articulo 2.º del tratado chileno-arjentino i aprobacion de otro en su lugar. —Renuncia del taquígrafo don Manuel Carmona. —Instrucciones de los diputados de Santiago. —Fijacion de la tabla. —Acta. —Anexos.

CUENTA[editar]

Se da cuenta:

  1. De un oficio con que S. E., el Presidente de la República acompaña i patrocina una solicitud de don Pedro Angulo, quien pide se le dé cierta casita en Valparaíso en recompensa de sus servicios a la Patria. (V. sesion del 10 de Nobiembre de 1286.)
  2. De otro oficio en que don Domingo Eyzaguirre anuncia que no asistirá a sesion, miéntras no termine la discusion relativa a si obligan o no a los diputados de Santiago las instrucciones de la Asamblea de esta provincia. (Anexo núm. 228. V. sesion del 19.)
  3. De otro oficio con que la Asamblea de Maule acompaña varios documentos i manifiesta las dificultades con que tropieza para seguir funcionando, sobre todo a causa de no encontrar apoyo en el intendente de la provincia. (Anexos núms. 289, 290, 291 i 292. V . sesion del 24 de Febrero de 1827.)
  4. De una nota dirijida a don Diego José Benavente por el Cabildo de Quirihue, i con la cual éste acompaña varios documentos i denuncia la negativa de la Asamblea de Maule a recibir a los dos diputados últimamente electos. (Anexos núms. 293, 294, 295 i 296. V. sesiones del 17 de Enero i del 3 de Marzo de 1827.)
  5. De una solicitud de don Manuel Carmona, quien hace renuncia del cargo de taquígrafo i pide se le mande ajusfar i pagar sus sueldos vencidos. (Anexo núm. 297. V. sesion del 1º de Julio de 1826.)

ACUERDOS[editar]

Se acuerda:

  1. Sobre la representacion de la Asamblea de Maule, contestar a dicha Asamblea que el Congreso está ocupado en fijar sus atribuciones, i que espera que esta nueva lei restablezca el órden en aquella provincia. (Anexo núm. 298. V. sesion de la Cámara de Senadores en 26 de Marzo de 1829.)
  2. Autorizar al Ejecutivo para ceder a don Pedro Angulo la casa pedida. (Anexo núm. 299.)
  3. Aprobar el artículo 2º del tratado chileno-arjentino, en la forma que en el acta consta. (V. sesiones del 16 i del 19.)
  4. Admitir la renuncia del taquígrafo don Manuel Carmona i mandarle ajustar sus sueldos. (Anexo núm. 300. V. sesion del 22.)
  5. Despues de alguna discusion dejar pendiente la de la consulta del señor Pérez, relativa a saber si le obligan las instrucciones de la Asamblea de Santiago. (V. sesiones del 16 i del 19.)
  6. Dejar en tabla los mismos asuntos de la sesion precedente.

ACTA[editar]

Se abrió con los señores Albano, Aguirre, Balbontin, Benavides, Benavente don Diego, Benavente don Mariano, Bilbao, Campos, Casanova, Donoso, Eyzaguirre, Elizondo, Fariñas, Fernández, García de la Huerta, Huidobro, Infante, Irarrázaval, Lazo, Marcoleta, Mena, Molina, Muñoz de Bezanilla, Novoa, Prats, Pradel, Prado, Pérez, Sapiain, Vicuña don Francisco Ramon, Vicuña don Rafael i Vera.

Aprobada el acta de la sesion anterior, se leyó un oficio de la Asamblea de Maule, acompañando algunos documentos en que instruye al Congreso de las dificultades que esperimenta para continuar su marcha. Al efecto, el señor Benavente manifestó un oficio del partido de Quirihue, en que se queja aquella Municipalidad de que a sus diputados posteriormente elejidos no se les haya permitido incorporarse en la Asamblea; resolvió la Sala que se le contestase, por Secretaría, que el Congreso estaba actualmente ocupado en dar las atribuciones a las Asambleas, con lo que creia que, restableciéndose el órden, podria continuar sin tropiezos.

Se leyó igualmente un oficio del Poder Ejecutivo, recomendando la solicitud de don Pedro Angulo para que se le dé una casita en Valparaíso, en premio de los servicios que prestó al país en la rendición del bergantín de guerra Aquíles, sobre lo cual se resolvió que el Poder Ejecutivo quedaba autorizado para dar en propiedad a don Pedro Angulo la casa que solicita, como una señal del reconocimiento que tiene la Nacion por su importante servicio.

Despues de esto, se entró a discutir el artículo 2.º del tratado con la República Arjentina, el cual fué desechado por la Sala en los términos que se hallaba concebido, aprobándose del modo siguiente;

"Art. 2.º Las Repúblicas de Chile i Provincias Unidas del Rio de la Plata contraen alianza perpétua en el sosten de su independencia contra la dominacion española i cualquiera otra potencia que le sea aliada."

Asegunda hora, se leyó una representacion del taquígrafo don Manuel Carmona, en que solicita que, admitiéndosele la renuncia de su oficio, se le mande ajustar por los Ministros de la Tesorería; se le concedió todo lo que pedia.

Despues se leyó una nota del diputado don Domingo Eyzaguirre, en que espone que su delicadeza i conciencia le obligan a no asistir a la Sala miéntras se tratase de la indicacion que se habia hecho sobre las instrucciones dadas a los diputados por las Asambleas, que fué el negocio que ocupó a la Sala, sin que quedase nada resuelto sobre él, levantándose la sesion a la hora acostumbrada, anunciándose para la siguiente los mismos asuntos. —Benavente. —Montt.


Núm. 288[editar]

Señor:

En una sesion en que se trata sobre si obligan o no a los diputados de Santiago las instrucciones que han recibido de su Asamblea, me parece que no debo yo decidir de mis propios deberes respecto a la Asamblea i el Congreso, i que, por consiguiente, debo abstenerme de concurrir a sufragar. A mas de mi honor i mi conciencia, influyen en esta deliberación los ejemplos que he visto en el actual Congreso. Dos ilustres diputados de la provincia de Coquimbo, recibiendo instrucciones de su Asamblea, que eran contrarias a sus dictámenes, tuvieron a bien renunciar ántes que violar estas órdenes; sin embargo de que entónces aquella Asamblea no estaba erijida por alguna lei, ni los pueblos le habian conferido facultades constituyentes. Cuando se trató sobre nulidad de las elecciones de Santiago, se abstuvieron de sufragar estos diputados, sin embargo de que ellos no habian concurrido a votar en la mesa que se disputaba. Siguiendo estos ejemplos de justicia i delicadeza i, sobre todo, los de mi conciencia, me abstengo de concurrir a esta sesion, pero no de suplicar al Congreso en calidad de simple peticionario.

Que recuerde en su sabiduría la imparcialidad i consideracion que exije una Asamblea, que representa el tercio de los ciudadanos de la República i mas de los dos tercios de sus recursos fiscales, compuesta de individuos acreedores a numerarse entre los mas beneméritos de la República.

Que esta Asamblea se halla autorizada con los mas solemnes ejemplos, aceptados por la Nacion i por el Congreso. Las de Coquimbo i Concepcion dieron instrucciones a sus diputados que, anunciadas al Congreso, no han sido reconveni das. En el Congreso de 24 retiraron sus diputados, i el Congreso, el Gobierno i la Nacion, se conformaron. A mas de instrucciones i suspender poderes, han ejercido actos lejislativos en su territorio, que suponen mayor poder i facultades.

Los hechos consentidos son el código de la política. Sin embargo, ¿cómo podemos negarle a la Asamblea de Santiago derechos manifiestos i naturales para las presentes instrucciones? Prescindiendo de toda lei, esta Asamblea tiene dos atribuciones, natas i esenciales. La primera, es representar a los pueblos que componen la provincia de Santiago i, como representantes, pueden instruir a sus diputados en el Congreso de la opinion i sentimientos de la provincia, para que los espongan i se dirijan por ellos. La Asamblea no quiere imponer condiciones al Cuerpo del Congreso; habla solamente con sus diputados.

Su segunda atribucion es examinar las leyes constitucionales que dictase el Congreso i aceptarlas o no aceptarlas, sin cuyo prévio requisito ni son leyes, ni pueden hacerse efectivas. Tal es el pacto que ha proclamado el Congreso i las facultades con que la han investido los pueblos en su elección. Hoi tratamos de desmembrar de la Constitucion el réjimen provincial i constituir a las Asambleas en poderes soberanos i lejislativos, destrozando el Estado i estableciendo así ocho Repúblicas independientes. Hacemos esto sin haber dictado la Constitucion ni establecido las leyes que deben constituir i organizar el sistema nacional, cuyas últimas consecuencias deben ser este réjimen provincial i lo hacemos talvez sin ánimo de consultar a las Asambleas sobre este gran trastorno. Sobre todo, violamos nuestros pactos, pues vamos de hecho a hacer efectivas unas leyes que solo pueden ponerse en ejercicio con el todo de la Constitucion. De manera que aunque despues pase la Constitucion a la sancion i aceptación de las Asambleas, ya es inútil su aprobacion porque se hallan fe deradas de hecho i estas cosas no se restituyen ni remedian fácilmente. En tales circunstancias, la Asamblea que tiene el derecho de aceptar o no aceptar las formas administrativas de la República o leyes constitucionales, ¿no tendrá el mismo derecho para impedir que de hecho se establezcan estas formas contra su voluntad i opinion?

He oido decir que no deben reclamar la federacion porque ya ésta es una lei del Congreso. Quien diga esto olvida que, segun lo establecido, no puede existir lei constitucional sin la enunciativa del Congreso i la aceptacion de las Asambleas. Olvida que actualmente estamos discutiendo la Constitucion donde existe esta lei i se organizan sus formas i que, por consiguiente, no seria lícito disputar sobre los antecedentes ni sus consecuencias necesarias. Olvidaría que esto que llaman lei ni se ha aceptado, ni promulgado, etc. También oí citar una disposicion del Congreso para que los diputados no traigan instrucciones en sus poderes. De hecho, las han traído i todos los dias oigo reclamar a los diputados sobre que esta o aquella deliberación es contra sus instrucciones sin que se oponga el Congreso; ¿pero qué comparacion puede imajinarse entre las instrucciones de un poder que solo ha estendido la mesa de calificadores sin consulta de los pueblos i las que ha emitido una Asamblea que representa la provincia i que ha sido instalada con el preciso objeto de aprobar o reprobar las leyes constitucionales? ¿I en qué circunstancias? Cuando padecemos la inadvertencia de no consultar a los pueblos sobre la forma de Gobierno que les convenia. Puedo asegurar que la Asamblea de Santiago ni pensó en instrucciones ni otro jénero de reclamacion, ínterin no se le pasase la Constitucion, hasta que vió que se trataba de establecer de hecho el sistema federal ántes de organizarse la Constitucion. Pero ya molesto demasiado la atencion del Congreso.

Con esta ocasion, reproduzco al Soberano Congreso los sentimientos de mi mayor respeto i sumision. —Domingo Eyzaguirre.


Núm. 289[editar]

Soberano Señor:

Las pasiones, evidente reseña del desórden i de imprevistos acontecimientos, son en verdad las que muchas veces ocasionan la ruina de los Cuerpos Lejislativos mas sanos, i las que casi siempre llegan a conmover las facciones mas remotas i esterminadas. Acaso sea éste el único principio que haya de llevar acabo la disolucion de esta Asamblea despues de una marcha tanto mas rápida i progresiva, cuanto augusta i majestuosa; así es que, por el documento número i que en copia se adjunta, verá Vuestra Soberanía la deplorable situacion en que se halla i cuáles son las causales, a mas de los antecedentes de que ya se le ha dado cuenta.

Los números 2 i 3 tienen tendencia lo mismo i en ellos se patentiza de un modo indudable cuanto se puede apetecer para convenir la justicia con que se queja esta Representación Provincial, de la falta de protección por parte del Ejecutivo i solo espera el remedio con el detalle del todo de sus atribuciones, i la soberana resolucion de cuantos particulares ya tiene hecho mérito en sus anteriores comunicaciones; i siendo éstas las esencias de las dificultades que hacen vacilar a ámbos poderes provinciales, reitera éste con la mayor sumisión i respeto su pronta espedicion, para con ella restablecer el Cuerpo a su antiguo ser.

El Presidente que suscribe tiene la honra de protestar a Vuestra Soberanía los sentimientos de aprecio i respeto. —Presidente de la Asamblea de Maule, Cauquénes, 7 de Marzo de 1827. —Miguel Fonseca. —Diego Eduardo, diputado-secretario. —Al Soberano Congreso Nacional.


Núm. 290[editar]


oficio del presidente de la asamblea al intendente de la provincia

De un modo mas sensible para los que hemos aspirado en esta Corporacion al adelantamiento i prosperidad de la provincia, veo en el dia enteramente suspensas las funciones de esta Honorable Asamblea al cabo de tanto esforzarnos por continuar en ellas, a pesar de ver sin efecto sus deliberaciones, i ver pasar US. por todos los dicterios que, contra el decoro de la Representacion provincial, han dirijido los Cabildos de Quirihue i San Cárlos, en particular el primero.

La Sala ha querido hacer respetar su carácter, pero en US. no ha encontrado aquella rectitud i proteccion que era de esperar. Así aconteció con la comunicacion que se le dirijió el 27 de Enero último, para que pusiese en el conocimiento de los pueblos de Lináres i La Huerta, el censurable procedimiento de los diputados Rufat i Andrade, a fin que remediasen el desórden con que se manifestaban para con la Sala; i en nota del 21 del próximo pasado, a instancias de ella, resulta US. avisando las simples exenciones que los antedichos esponen sobre el particular.

No fué eso lo que la Corporacion indicó a US. I hé aquí un paso que no parece arreglado, por que de este modo, es decir, que ya no se les dé su debido cumplimiento a las deliberaciones del Cuerpo Lejislador, i este desagrado ha hecho desaparecer a los que lo componen. Nada ménos se observa en vista de las dos notas, que en i.° de Febrero dirijió US. rotuladas a la Representacion Nacional en sala plena, que por cuya espresion no se habian visto hasta hoi, i aparece que, en su contenido, ordena US. que se resuelva la materia de que tratan en la misma forma de sala plena. Esta estraordinaria prevencion tampoco no parece conforme, porque en ningún tiempo, ni mucho ménos en las circunstancias que US. sabe se halla la Representacion por las razones referidas puede haber Sala plena, i este punto solo es peculiar a la Sala el acordarlos según lo exija la gravedad i circunspeccion de algún negocio que se trate de discutir. Por no entrar en los acaloramientos que son consiguientes de un estraño procedimiento, como el que se vierte por del Cabildo de Quirihue, tomando la voz del vecindario en su comunicacion que US. nos inserta en 8 de Enero, se omitió el contestarla, atendiendo a que aquella Municipalidad vulneraba i zaheria de un modo directo i escandaloso la dignidad de la Representacion, oponiéndose a sus deliberaciones, aun a las superiores órdenes de US. mismo, no obstante de habérseles noticiado que de todo lo sancionado se daba cuenta a la Soberanía Nacional.

No es ménos estraña la invitación que a US. se le hace, en la comunicación inserta en su oficio del 3 del presente Marzo, sobre que exija al Cuerpo Lejislativo la pronta recepcion de los señores Viveros i Hernández, cuando éste cree no poder ser compelido solo por la Soberanía Nacional; i así es que, por todas estas cosas, e infinitas que se omite relacionarlas, se halla en estado de inacción la Asamblea de Maule, sin poder reunir sus miembros, ni continuar sus funciones, que ya están en suspenso, entretanto que el Soberano Congreso no ponga término a estos entorpecimientos, en consideracion de lo que con esta fecha i anteriormente se tiene puesto en su alto conocimiento.

Con lo que el Presidente de la Sala tiene a bien satisfacer a US. para intelijencia i en órden a las citadas comunicaciones, ofreciéndole sus mas altas i distinguidas consideraciones.

Es copia. —Diego Eduardo , diputado-secretario.


Núm. 291[editar]

Los representantes nuevamente electos por el partido de Itata, don Estéban Viveros i don Baltasar Hernández, con fecha 24 del pasado, me trascriben una nota de la Municipalidad de Quirihue, cuyo tenores el siguiente: "Estrañamos grandemente que, hasta esta fecha, no hayan ustedes comunicado a este Gobierno i Cabildo, si se hallan en ejercicio de sus funciones, o todavía persiste la nulidad de continuar los diputados suspensos. Si lo segundo acaece, no puede ni debe tolerarse sin inferir directamente un desaire de la mayor consideración a la representacion jeneral de este partido, que se ha tratado de vulnerar por el arbitrarismo. No hai exencion legal que pueda contrariar en este caso las regalías i derechos del pueblo. La designacion de atribuciones a las Asambleas por el Soberano Congreso, no hai para qué aguardar para que UUSS. sean recibidos en el Cuerpo provincial, del carácter e investidura que libremente les ha confiado este vecindario. Creemos firmemente que la Soberanía Nacional, nada puede hacer legalmente contra la libre voluntad de los pueblos, en órden a elecciones de diputados; i figurándose el resultado de contrariacion es un error verídico, que aun ofende la sabiduría i justificacion de aquel augusto i respetable Cuerpo. Si UUSS. no han sido recibidos (que no lo creemos), deben exijir inmediatamente del señor intendente de la provincia su pronta recepcion, i en caso negado, suplicar a su señoría se digne permitirles dirijir el recurso que corresponde al Excmo. Señor Presidente de la República con las credenciales de su en cargo, insinuándose al mismo tiempo con S. E. en órden a la negativa."

Los diputados esponentes me piden fuertemente se verifique lo mas pronto posible su recepcion en el destino a que son llamados por unánime consentimiento del pueblo comitente; i como US. no ha contestado a mi comunicacion de 8 de Enero, en que le traslado otra del Cabildo i vecindario de Quirihue, referente al mismo particular, no puedo satisfacer su solicitud, porque carezco de un conocimiento acertado de la deliberacion del Cuerpo provincial, que espero me insinúe US. en contestación para los fines mas convenientes a la satisfaccion i aspiraciones del pueblo indicante.

Me reproduzco de US. con los sentimientos de mi distinguida consideracion i aprecio. —Intendencia de Maule, Cauquénes, Marzo 3 de 1827. —Estéban Manzanos.

Es copia. —Diego Eduardo, diputado secretario.


Núm. 292[editar]

Habiendo este Gobierno considerado detenidamente que era necesario que los representantes doctor don José Santiago Rufat, por Linares, i el señor Andrade, por La Huerta, espusieron las justas causales que les embarazaba su concurrencia a las sesiones ordinarias a que la Sala los habia convocado en la forma que US. me lo indica, por su comunicación del 22 del pasado; i con respecto ha haber contestado el primero, con fecha 31, i el segundo, con la de 30 del mismo, que el defecto de su inasistencia, al acto indicado, lo ocasionaba el hallarse incorporado en el Cuerpo provincial algunos diputados a quienes los pueblos comitentes habian retirado sus poderes, i que, por un consiguiente necesario, se hallaba éste sin representacion legal.

Por este principio, i meditando con maduro acuerdo las funestas consecuencias que podrian resultar, de poner en efecto las disposiciones que US. me indicó en su citada nota con relacion a este particular, he creido por mas conveniente paralizarlos por ahora i hasta tanto resuelve el Soberano Congreso, sobre las dificultades que ocurren a los diputados que han hecho la indicada negativa.

Por la misma razon se halló en suspenso la eleccion de representante por este partido, que debió hacerse en esta ciudad para llenar el vacío que resulta por la renuncia que últimamente hizo en su destino el doctor don Manuel Merino, conforme US. me lo anuncia por su nota, de 31 del mismo mes.

Así que se reciba la deliberacion de la Representacion Nacional, tendrán aquellas disposiciones su debido curso que, por ahora, causarían alteraciones infructuosas al adelantamiento de la provincia.

El jefe que la preside tiene la complacencia de satisfacer su antedicha comunicacion, i de ofrecerle las consideraciones de su aprecio. —Intendencia de Maule, Cauquénes i Febrero 21 de 1827. —Estéban Manzanos. —Al señor Presidente de la Sala.

Es copia. —Diego Eduardo, diputado-secretario.


Núm. 293[editar]

A consecuencia de cuanto instruimos a US., con fecha 6 de Enero del presente año, con la de 8 del mismo, procedió esta Municipalidad i vecindario a elejir nueva representacion para la Asamblea provincial de este departamento, que recayó, por uniformidad de sufrajios, en lo presbíteros don Estéban Viveros i don Baltasar Hernández.

Dimos cuenta con testimonio de credenciales al Ejecutivo provincial i a los electos para su recepcion. Hemos instado por repetidas comunicaciones se les reciba al ejercicio de sus funciones; pero, a este pesar, hemos visto con dolor el desprecio con que se han vulnerado las regalías i atribuciones populares.

Por las contestas orijinales que a US. adjuntamos, del señor intendente de la provincia, se penetrará a fondo de los fútiles pretestos con que hasta el presente se ha entorpecido la legal representacion de este pueblo, por consiguiente de la acefalía en que se halla por este principio, i de los previstos males a que nos conduce el estado actual de la Asamblea. Si el Soberano Congreso no dicta pronto el remedio que destruya este despotismo o abuso pernicioso de querer sostener representantes ilegales, que les repulsa i contradice la voluntad o disenso jeneral del pueblo, por consecuencia, los pueblos agraviados estarán en continua conmocion e intranquilidad i desórden. En esta virtud, dígnese US. ajitar, del modo mas exijente, el mas acelerado despacho de esta materia, que restituya los derechos usurpados por el arbitrarismo i la fuerza.

Al mismo tiempo, suplicamos a US. empeñe sus acreditadas luces, celo i eficacia en la deslindacion de la inseparacion de Ninhue, que deseamos con ánsia i de que firmemente esperamos este feliz resultado, según nos lo tiene US. indicado en su respetable comunicación que recibimos, i cuyo contesto hemos omitido por no redoblar sus pesadas atenciones.

Este nuevo motivo nos presenta una nueva oportunidad para asegurar a US. las mejores consideraciones de estimación i aprecio que le tributan. —Gobierno i Municipalidad de Quirihue, Sala de id. i Marzo 9 de 1827. —Manuel González. —José María Betancur. Domingo Fernández. —Luis Fuentealba. —Francisco Muñoz. —José María Merino. —Señor doctor don José Benavente, diputado por este partido en el Congreso Nacional.


Núm. 294[editar]

Habiéndose pasado con esta fecha a la Honorable Asamblea provincial la nota oficial de UUSS., datada en 24 del pasado, relativa a la supresion de poderes que esa Corporacion i vecindario ha hecho de los que confirió a sus diputados para que se incorporasen en aquel Cuerpo, retirándoles los que obtenían por esta razon, el doctor don Juan Bautista Zúñiga i don Damian de la Vega, i de quedar, por consiguiente, eximidos del número de ios que componen la Corporacion provincial, debe llenarse precisamente el vacío que han dejado los citados ex-diputados.

En este concepto, procederán UUSS. a la eleccion popular de los que deben sustituirlos con arreglo a la lei a que está referente esta indicacion, dando cuenta a este Gobierno de su resultado para los fines convenientes.

El jefe que preside la provincia, al comunicar a UUSS. esta noticia, para los fines indicados, siente el placer de su mas afectuosa adhesion. — Intendencia del Maule, Cauquénes i Enero 3 de 1827. —Estéban Manzanos. —A la Ilustre Municipalidad de Quirihue.


Núm. 295[editar]

Con fecha 27 de Diciembre del año próximo anterior i 6 de Enero del corriente, he trasladado a la Representacion provincial dos comunicaciones de la Municipalidad i vecindario de Quirihue, referentes a la suspensión de poderes que aquel pueblo hizo de los diputados, doctor don Juan Bautista Zúñiga i don Damian De La Vega, anunciándoles últimamente que el vacío que éstos dejaron por su separación, lo llenaban UUSS., según las credenciales que la indicada Corporacion me habia dirijido; pero a este pesar no he recibido el contesto de mi última insinuacion relativa a este particular. Este silencio ha motivado el que ha observado el Gobierno con relacion a la respuesta de su oficio de UUSS. datado el 31 de Enero, que me recuerdan en el de 24 de Febrero próximo pasado, el que satisfago diciendo: "Con esta fecha he trasmitido al Cuerpo provincial un ejemplar de la copia del que con dicha fecha me incluyeron, que les dirijió el pueblo comitente; luego que reciba contesto de mi indicacion, avisaré a UUSS. para su intelijencia, sin perjuicio, entretanto, de elevar los recursos que estime conveniente a donde corresponde su resolucion, con respecto a que no pende de mis atribuciones allanar las insuperables dificultades que han ocasionado, se haya paralizado su recepcion de UUSS. en la Honorable Asamblea provincial. De este modo satisfago su citada comunicacion.

Me reproduzco de UUSS. con los sentimientos de mi distinguida consideración i aprecio. —Intendencia de Maule, Cauquénes i Marzo 3 de 1827. —Esteban Manzanos. —Señores Representantes por Quirihue, doctor don Estéban Viveros i don Baltasar Hernández.


Núm. 296[editar]

Con fecha 5 del que rije, comuniqué a esa Corporacion la resolución de la Asamblea provincial, relativa a no haber convenido con la suspension de poderes que la misma tuvo por conveniente retirar a los representantes por ese curato, presbítero don Juan Bautista Zúñiga i don Damian de la Vega, i de consiguiente quedar en ejercicio de sus funciones. En 8 del mismo, trascribí a la dicha Representación la comunicación de Vuestras Señorías, datada el 6, referente al acuerdo que hizo el pueblo comitente de nuevos diputados que subrogasen a los depuestos; pero a este pesar no he recibido contesto alguno de aquella ocurrencia, i opino la defieran hasta esperar la soberana resolucion del Congreso Nacional, a donde parecen han elevado sus recursos acerca de este acontecimiento. Luego que este Gobierno tenga alguna idea del concepto que haya merecido el indicado procedimiento, cuidaré de anunciar a UUSS. las providencias que pertenezcan dictar para que los nominados ex-representantes se presenten a sus comitentes, para los fines que solicitan.

Con lo espuesto, satisfago la apreciable indicacion de UUSS. que, con fecha 25 del actual, me han dirijido de esta referencia; teniendo al mismo tiempo la complacencia de reproducirles las consideraciones de mi alto aprecio. — Intendencia de Maule, Cauquenes, i Enero 31 de 1827. —Estéban Manzanos. —A la Ilustre Municipalidad de Quirihue.


Núm. 297[editar]

Soberano Señor:

El ciudadano Manuel Carmona respetuosamente hace presente a Vuestra Soberanía que no puede obtener una beca de gracia que se le presenta en el Instituto Nacional, continuando el empleo de taquígrafo a que se halla destinado; i llamándole sus deseos a estudiar la ciencia de medicina, suplica a Vuestra Soberanía se digne admitirle la renuncia que en forma hace de dicho empleo; i mandar al mismo tiempo se le hagan, por la Tesorería Jeneral, los ajustes de sus sueldos vencidos, cuya gracia espera. —Manuel Carmona.


Núm. 298[editar]

El secretario que suscribe tiene el honor de poner en noticia del señor Presidente de la Honorable Asamblea de la provincia de Maule que el Congreso Nacional tomó en consideracion, en la sesion del 17 del corriente, la nota de US. fecha 7 del mismo mes i demas documentos que acompaña, en que instruye de las dificultades que esperimenta esa Honorable Asamblea para continuar su marcha, i ha resuelto que se le conteste, por Secretaría, que el Congreso estaba actualmente en dar las atribuciones a las Asambleas con lo que creia que, restableciéndose el órden en esa Corporacion, podrá continuar sin tropiezo. —El secretario etc. —Secretaría del Congreso, Marzo 21 de 1827. —Al Presidente de la Honorable Asamblea de la provincia de Maule.


Núm. 299[editar]

El Congreso Nacional tomó en consideracion, en la sesion del 17 del corriente, el oficio del Poder Ejecutivo en que recomienda la solicitud de don Pedro Angulo, para que se le dé una casita en Valparaíso en premio de los servicios prestados por él en la rendicion del bergantín de guerra Aquíles, sobre lo cual se resolvió que el Poder Ejecutivo quedaba autorizado para dar en propiedad a don Pedro Angulo la casa que solicita, como una señal de reconocimiento que tiene la Nacion por su importante servicio.

El Presidente de la Sala tiene el honor de comunicarlo al de la República i de protestarle las respetuosas consideraciones de su alto aprecio. —Congreso Nacional, Marzo 17 de 1827. —Al Presidente de la República.


Núm. 300[editar]

El secretario que suscribe tiene el honor de comunicar al señor Ministro de Hacienda que el Congreso Nacional, en la sesion del 17 del corriente, admitió la renuncia del taquígrafo don Manuel Carmona, decretando que se avisase a US., por Secretaría, para que mande que los Ministros del Tesoro le hagan el correspondiente ajuste.

El que suscribe tiene la honra de saludar con este motivo i ofrecerle, etc. —Secretaría del Congreso, Marzo 20 de 1827. —Al señor Ministro de Hacienda.