Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de la República de Chile/1840/Sesión del Congreso Nacional, en 1 de junio de 1840

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
CONGRESO NACIONAL
SESION EN 1.° DE JUNIO DE 1840
PRESIDENCIA DE DON DIEGO ANTONIO BARROS


SUMARIO. —Nómina de los asistentes. —Discurso del Vice-Presidente de la República. —Juramento de los Senadores i Diputados. —Acta.— Anexos.



ACTA[editar]

SESION DE LAS CAMARAS REUNIDAS EN 1.° DE JUNIO DE 1840

En la ciudad de Santiago de Chile a primero de Junio de mil ochocientos cuarenta años; reunidos en la Sala del Senado las dos Cámaras que forman el Congreso Nacional, cada una con el número competente de miembros a saber: la de Senadores con los señores don Diego Antonio Barros, don Rafael Correa de Saa, don Mariano Egaña, don Ramón Formas, don Juan Francisco Meneses, don Pedro Ovalle Landa, don José Miguel Irarrázaval, don José Manuel Ortúzar, don Estanislao Portales, don José Miguel Solar i don Gabriel Tocornal; i la de Diputados con los señores don Pedro Nolasco Mena, don José Domingo Bezanilla, don Antonio Vial, don Pedro Nolasco Vidal, don Miguel Dávila, don Rafáel Gatica, don Antonio Prado Montaner, don José María Palacios, don Melchor de Santiago Concha, don Pedro Palazuelos, don Ignacio Vicuña, don Francisco Várgas, don Manuel Montt, don Manuel Cerda, don Manuel Cobos, don José Gregorio Meneses, don Juan de Dios Correa de Saa, don Pedro Cisternas, don Cárlos Formas, don Antonio Vergara, don Ignacio Reyes, don Vicente Bustillos, don Agustin López, don Francisco Arriagada, don José María Solar, don Pedro Felipe Iñiguez, don Vicente Iñiguez, don José Reyes, don Anjel Prieto, don Vicente Ortúzar, don José Echeñique i don Rafael Larrain Moxó.

Habiendo concurrido S. E. el Vice-Presidente de la República acompañado de las Corporaciones i autoridades nacionales, fué recibido en la forma acostumbrada i en seguida se leyó el discurso de apertura de las sesiones del Congreso.

Despues de esto los señores Barros Correa de Saa, Irarrázaval, Meneses i Ovalle Landa, nuevamente electos Senadores, i los miembros referidos de la Cámara de Diputados prestaron juramento bajo esta forma: "Juro por Dios i estos Santos Evanjelios desempeñar fiel i legalmente el cargo que me ha confiado la Nacion: consultar en el ejercicio de mis funciones sus verdaderos intereses según el dictámen de mi conciencia i guardar secreto en las materias que se trataren en sesion de este jénero. Si así no lo hiciere, que Dios testigo de mis promesas, me castigue, i Terminado este acto, se hubo por instalado el Congreso, pronunciando el Vice-Presidente de la República la fórmula siguiente: "Quedan instaladas las Cámaras. 11 Con lo cual se levantó la sesion.



ANEXOS[editar]

Núm. 155[editar]

DISCURSO DEL VICE-PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA AL CONGRESO NACIONAL

Conciudadanos del Senado i de la Cámara de Diputados:

Un triste motivo que consternó a la República, ha hecho recaer en mí con el ejercicio de la autoridad suprema, el acto honroso de concurrir a la solemne apertura de vuestras tareas legislativas. Estoi seguro de que participareis de la viva satisfaccion con que os anuncio que el Presidente, restablecido de su peligrosa dolencia, me relevará bien pronto de una carga tan superior a mis fuerzas.

La Providencia se ha dignado conservar la paz interior de nuestra patria, en medio de inminentes peligros. Para conjurar la tempestad se vió el Gobierno, bien a su pesar, en la necesidad de recurrir a una medida estrema, pero autorizada por la sábia previsión de nuestras leyes fundamentales.

Si recordáis los ataques dirijidos contra el Gobierno i la Constitucion misma, el licenciado abuso de la prensa, que proclamaba en alta voz la rebelion, la eficaz actividad de los ajentes desorganizadores i la insuficiencia probada de los medios ordinarios provistos por la Constitucion para reprimir esta clase de crímenes, reconoceréis que el Presidente, sin desatender sus primeros deberes, no pudo diferir mas tiempo el único remedio legal de que le era dado valerse. En la conducta del Gobierno, que no ha hecho uso alguno de esta suspensión parcial de las garantías constitucionales, veréis una prueba de las puras intenciones de que estaba animado al tomar sobre sí tan delicada responsabilidad.

Nada ha alterado las relaciones de paz i amistad que cultivamos con las naciones estranjeras i particularmente con las Repúblicas hermanas.

El Gobierno, órgano de vuestros sentimientos i los de toda la nacion chilena, ha interpuesto repelidas veces sus buenos oficios para el arreglo de las desavenencias entre el Perú i Bolivia, desavenencias que eran con razon un motivo de alarma para todos los estados del sur i en que Chile veia comprometido el fruto de sacrificios costosos, coronados por memorables victorias. De estos dos estados i de la Confederacion Arjentina, llamados a formar una familia unida con vínculos estrechos de vecindad i de intereses comunes, ha recibido el Gobierno testimonios repetidos de estimación i benevolencia.

No habiendo podido ratificarse en tiempo oportuno el tratado que se ajustó entre esta República i el imperio del Brasil, recurriré a vosotros para la aprobacion de un pacto especial en que se amplíe el plazo prefijado para el canje de las ratificaciones.

El gobierno trabaja asiduamente en el arreglo de los reclamos hechos por los Estados Unidos de América, i confio que durante la presente le jislatura podré someter a vuestro exámen una transaccion que, haciendo justicia a los interesados, remueva de nuestras relaciones con aquella ilustrada i poderosa República, todo motivo de queja.

Quedó pendiente el año último en la Cámara de Diputados la discusion sobre el tratada que ajustaron los Plenipotenciarios de esta República i de la Gran Bretaña para concurrir a la abolicion del abominable tráfico de esclavos.

Me prometo que la Cámara de Diputados dedicará una temprana consideracion a este asunto.

La naturaleza del objeto no puede ménos de granjearle el favor de la nacion chilena, una de las pocas que han desterrado enteramente la esclavitud de su territorio, i la única vez que ha consignado esta honrosa distincion entre sus leyes fundamentales.

La condicion interior de la República, aun que en lo jeneral próspera, ha sufrido en algunas partes los males consiguientes a una estraordinaria irregularidad en el curso de las estaciones; i Concepcion, sobre todo esperimentó una escasez de alimentos sin ejemplo. Las erogaciones del tesoro nacional i el celo caritativo desplegado en las principales poblaciones de la República, a favor de nuestros hermanos del sur, mitigaron gradualmente los padecimientos de aquella calamidad dolorosa.

Entre las ruinas mas sensibles causadas por el terremoto de 1835, fué una la del hospital de Concepcion.

Se ha ordenado su reedificacion, con suficiente capacidad para ámbos sexos: a fines de 1839 se compró el terreno i es de creer que esté ya adelantado el edificio.

Los establecimientos piadosos de ésta i otras especies en la capital i en el puerto de Valparaíso, gracias a las luces i al espíritu público de los individuos que presiden a su economía, permanecen en un estado satisfactorio. Ellos han bastado, aunque con alguna dificultad, a la demanda creciente de la poblacion en años comparativamente insalubres. El hospital de mujeres i el hospicio de la capital son los únicos asilos de beneficencia que por la falta de competentes recursos dejan mucho que desear.

Se ha comisionado al diputado don Estanislao Arce i al Director Jeneral de Obras Públicas, don Ramón Minondo, para que, examinando una estension de cien mil cuadras de terreno en el departamento de San Cárlos de la provincia del Maule, averigüen si como se ha asegurado, puede dárseles riego a toda costa, i en este, caso calculen i dirijan a la administracion un presupuesto de los gastos.

La Sociedad de Agricultura no ha desmayado en sus interesantes trabajos. El Gobierno le ha dispensado toda la protección i fomento que han cabido en el estrecho ámbito de sus facultades. Se ha contratado un agrónomo en Francia para la planta i direccion de una finca normal.

La facilidad de las comunicaciones, cambios i trasportes, manantial fecundo de civilizacion i riqueza, es un objeto que el Gobierno no ha perdido nunca de vista. Se ha instituido una comision que forme i presente un proyecto para la uniformidad de pesos i medidas en todo el territorio chileno; se ha nombrado un visitador jeneral para el arreglo de la renta de correos; i se han dictado providencias dirijidas al reparo de los deterioros de los principales caminos de ruedas, i a la apertura de nuevos. Si en cuanto al estado de los caminos no guardan proporcion los adelantamientos con los que se presentan por todas partes bajo otros puntos de vista, no es de olvidar hasta qué grado contribuyen a ello la falta de una policía rural, que obligue a los particulares a favorecer i respetar la conveniencia pública, i la misma circulacion interior, que se ha estendido i multiplicado rápidamente en los últimos años.

En el Departamento de Justicia se han espedido varios decretos para la mas exacta observancia de las leyes i para evitar contiendas i perjuicios a los particulares.

La relijion ha tenido, como debía, una parte principal en los desvelos del Gobierno, que no puede ménos de deplorar altamente la carencia de instruccion relijiosa en las poblaciones del campo, i la escasez de medios para proveer a las exijencias del culto. En la memoria del respetivo Ministerio hallareis una razon individual de las medidas i erogaciones que se han decretado bajo estos respectos. Ellas harán resonar los preceptos de la moral cristiana en todos los ángulos de la República; levantarse otra vez los arruinados templos; solemnizarse de un modo mas digno nuestros sagrados misterios; i propagarse entre las tribus infieles los rudimentos de la Santa Doctrina Católica.

En el ramo de instruccion pública ha parecido conveniente la traslacion de las cátedras de ciencias médicas al hospital de San Juan de Dios, para proporcionar a los jóvenes alumnos el beneficio de la práctica clínica; está preparada la organizacion del gabinete de historia natural en Santiago; se han dado instrucciones prolijas i se han dirijido repetidas órdenes para la construccion del edificio que debe servir de Instituto literario i Seminario eclesiástico en la ciudad de Concepcion; se ha aplicado a la reedificacion del Instituto de Talca la mayor parte de la cantidad que cupo a aquella provincia en la suscricion de 1835; se ha provisto de libros elementales a varios establecimientos, i en todos se ha procurado alentar la enseñanza por los medios de que ha podido disponer el Gobierno. La educacion primaria ha seguido el favorable impulso que de algunos años a esta parte le han dado las circunstancias del pais, las providencias del Gobierno, el celo de las municipalidades i de otras corporaciones, i también la activa beneficencia de algunos individuos ilustrados i liberales Recientemente se han pedido a las provincias los informes necesarios para acordar el establecimiento de nuevas escuelas en los parajes donde se echa ménos la instrucción elemental.

La fuerza permanente del Ejército ha sido reducida a la que se fijó por el Congreso Nacional, en la lei de 16 de Setiembre del año anterior, i aun es incompleta, así por haberse licenciado gran parte de los individuos de que se componía los cuerpos del Ejército Restaurador, i cuyo empeño estaba limitado a la duracion de la guerra, como por no haberse dictado todavía una lei que regularice el reemplazo de las bajas: vacío a que varias veces se ha llamado desde este lugar la ati ncion de las Cámaras, i que espero llenareis en la presente lejislatura, discutiendo el proyecto que oportunamente se os pasará por el Ministro de la Guerra.

Hállase también incompleta la fuerza de nuestra Escuadra comparada con el máximo de la antedicha lei por haberse desechado recientemente como inútil uno de los dos buques mayores de que debía componerse.

La hermosa fragata construida en Francia ha surjido ya en nuestras aguas.

La moral de una i otra fuerza corresponde a las pruebas brillantes que han dado de su valor i de su devocion a la patria.

La guardia cívica se perfecciona cada dia en su organizacion i disciplina, i debo prometerme que la providencia últimamente acordada, de destinar a ella una parte de los oficiales del Ejército Restaurador, que por la estincion de los cuerpos a que pertenecían quedaron sin colocacion, contribuirá mucho a que esta porcion preciosa de la fuerza pública conserve i realce las cualidades adquiridas.

Las rentas nacionales han ascendido en el año pasado de 1839, a dos millones doscientos ochenta i nueve mil ciento ocho pesos.

Habiéndose exceptuado de la consolidacion los sueldos civiles i militares i pensiones pías atrasadas desde 1817, hasta 1830, como también los créditos de principales consolidados en la Tesorería Jeneral, por real cédula de 1804, el Gobierno se vió precisado a pagarlos; i para ello dictó el decreto de 17 de Julio de 1839, en virtud del cual se han cubierto hasta la fecha sesenta i cuatro mil trescientos ochenta i siete pesos; quedando un residuo de cuatro mil novecientos veintisiete pesos, cuyos acreedores no se han presentado aun.

A la escasez de víveres que se han sentido en otras provincias se juntaba en la de Coquimbo una casi absoluta carencia de bestias de carga, que hacía desmayar su comercio i paralizaba su industria metalúrjica. Ansioso el Gobierno de aliviar en alguna parte esos males, a que la duracion e incremento de la esterilidad daba una enerjía funesta, ha espedido sucesivamente tres decretos: el primero, designando un puerto seco para el tráfico trasandino en el valle denominado del Cura; el segundo habilitando el puerto de Tongoi pata el comercio de cabotaje; i el tercero, declarando puertos menores, con el acuerdo unánime del Consejo de Estado, el mismo de Tongoi en Coquimbo i el de Pichidangui en Aconcagua.

Otra causa amenazaba consecuencias perniciosas a la provincia de Coquimbo; es a saber, la emision de billetes para el pago de los obreros, ejecutada por algunas casas sin previo rendimiento de fianzas. Era de necesidad imperiosa proveer a la seguridad de los tenedores de billetes, poniendo límites a la facultad discrecional de emitirlos, i minorar el peligro de las falsificaciones, a que su excesivo número hubiera dado ancha márjen; i con esta mira se mandó suspender inmediatamente la emisión de nuevos billetes sin previa fianza, i exijirla para los que ya circulaban.

Se ha destinado un aumento de treinta mil pesos a los fondos que tiene la Casa de Moneda a su disposicion, para que los mineros i negociantes de oro i plata que tratan con ella no sufran retardo en el reintegro de sus cambios.

Nada podría dar un impulso mas rápido a la industria chilena que el beneficio de las minas de carbon de piedra que encierra nuestro suelo, i que a juicio de personas instruidas ofrecen cuantiosos productos de un mineral excelente.

La carestía i mala calidad del combustible en nuestros distritos mineros darían, sobre todo, una alta importancia a este nuevo ramo industrial, que va desde luego a ensayarse bajo la direccion de un profesor idóneo, que ha sido contratado con este objeto, i acaba de llegar de Francia.

La regularizacion del catastro ofrece todavía dificultades graves que las providencias de la Lejislatura i los esfuerzos de la administracion no han podido vencer. El Gobierno apelará en este punto, como en todos los otros, a la sabiduría de las Cámaras. Él invocará su atencion a los reclamos de varios propietarios del sur, que se quejan de la desproporcion de las cuotas asignadas para el año 1840 con los productos de sus fundos, alegando que estos en vez de prosperar, han padecido una lamentable decadencia por las calamidades de los últimos años.

De los pagos pertenecientes a sueldos atrasados; de los ajustes hechos a las divisiones del Ejército Restaurador i a la Escuadra, hasta reducir una i otra fuerza al pié del presupuesto aprobado; de las cantidades que se han remitido a Inglaterra para el pago del dividendo del próximo Setiembre i de otros gastos legales que no se comprendieron en el presupuesto, i deben agregarse a él, se os dará cuenta por el Ministerio de Hacienda.

Es sensible que la falta de pastas, pesos fuertes i letras de cambio, que se esperimenta actualmente en nuestro mercado, no haya permitido ulteriores remesas para completar el antedicho dividendo, sin embargo de existir a disposicion del Gobierno los fondos necesarios para realizarlas.

Yo no dudo que prestareis una decidida cooperacion a los esfuerzos que él hace i continuará haciendo, tanto para la puntual satisfaccion de los dividendos futuros, como para el cumplimiento de la transacción relativa a los atrasados, todavía pendiente, i para la regular amoitizacion de la deuda.

Sobre estos dos últimos puntos tengo esperanzas de llegar presto a una avenencia satisfactoria, para la cual no se omitirá de nuestra parte sacrificio alguno posible. Percibís demasiado lo que interesan en este asunto el crédito de la República i la conservación de sus relaciones de buena armonía con una nación poderosa, para que sea necesario inculcarlo.

El crédito público interior mejora cada dia de aspecto. Merced a la puntualidad de los pagos, crece progresivamente la confianza que ha inspirado en las últimas épocas este interesante establecimiento.

¡Conciudadanos del Senado i de la Cámara de Diputados!

Objetos de una trascendencia primaria reclaman la accion organizadora del poder lejislativo. Os recomiendo particularmente la lei del réjimen interior, la de tribunales de administracion de justicia, la de reemplazos i la del plan jeneral de educación pública, indicadas en el artículo 2.° de las disposiciones constitucionales transitorias; la de mayorazgos, anunciada en el artículo 162 de la Constitución i la que según el artículo 4.° de la de 17 de Noviembre de 1835 debe espedir el Congreso sobre el reconocimiento de los créditos que procedan de embargos i secuestros con arreglo a las cláusulas 19, 20 i 21 del artículo I.° de la misma. Un objeto hai que los abraza todos, i que concierne a la vida misma de la República: el órden, la paz interior, la seguridad del asilo doméstico. La custodia de este depósito precioso es la primera responsabilidad que ha impuesto al Gobierno i a vosotros la Patria. Os agraviaría si creyese necesario recomendároslo.

Yo espero con una respetuosa confianza, que el Padre de las luces se dignará bendecir, como hasta ahora vuestros consejos i los del Gobierno para que podamos trasmitir ilesas a la posteridad las libertades chilenas; para que crezcan con ellas la civilizacion i la prosperidad nacional i para que Chile inspire a los demás pueblos los sentimientos de respeto i benevolencia que la moralidad, la cordura, la consistencia social, la veneracion a las leyes, pueden solas conciliarle.

Santiago, I.° de Junio de 1840. —Joaquin Tocornal.

(Este documento es tomado del Araucano del 5 de Junio de 1840.)