Sindrome de la victima narcisista

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un SÍNDROME es el conjunto de síntomas que se presentan juntos y son característicos de una enfermedad o de un cuadro patológico determinado.

Las personas que han sufrido abusos psicológicos por parte de una persona con trastorno narcisista de la personalidad, padecen el SÍNDROME DE VICTIMA NARCISISTA. Este consiste en el grupo de síntomas de un individuo causados por el abuso perpetrado por otro individuo con trastorno narcisista de la personalidad. Las secuelas que el abuso narcisista deja, conforman el Síndrome de la Víctima Narcisista. Este término fue utilizado por primera vez por Christine Louis de Canonville [1], psicoterapeuta irlandesa especializada en la recuperación del abuso narcisista.

Así como el Trastorno Narcisista de la Personalidad , está reconocido y por lo tanto incluído en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Psiquiatría (DSM-V) [2], el Síndrome de Victima Narcisista no lo está.

La literatura científica habla extensamente sobre el trastorno narcisista de la personalidad, ( el abusador) pero prácticamente no hay grandes aportes para con las personas que han sido afectadas por su abuso.

La palabra "síndrome" proviene del griego "syn", que significa "juntos", y "dramein", que significa "correr". Entonces, un síndrome es un conjunto de signos y síntomas que tienden a correr juntos en un grupo que puede reconocerse como un abuso físico, mental, emocional y espiritual.

Para poder diagnosticar a un cliente que sufre el Síndrome de Víctima Narcisista, los terapeutas deben ser capaces de reunir los signos y síntomas y acceder a la composición psicológica del cliente a medida que se desarrolla su historia. De esa manera, estarán en condiciones de saber si la persona sufre del Síndrome de Víctima Narcisista o una forma menor de abuso en su bienestar mental.

Por desgracia, el conjunto de las heridas sufridas por las víctimas del abuso narcisista, no están contempladas en ningún manual.

A continuación se enumeran las heridas que conforman el Síndrome de la Víctima Narcisista. Hay que tener en cuenta que no todas las víctimas tienen todas, pero poder reconocerlas y saber de ellas es lo único que puede ayudar a los profesionales para apoyar a las víctimas en su sanación y autoencuentro:

Vínculo Traumático
 Distorsión Cognitiva
 Disonancia Cognitiva
Trastorno por Estrés Post Traumático
Vergüenza Tóxica
Pérdida de Identidad
Ansiedad
Ansiedad Social
Incapacidad de sentir placer. Anhedonia
Indefensión aprendida. No tienes más ganas de luchar
Amnesia Perversa. Los buenos recuerdos
Autosabotaje
Alexitimia
Caer en manos de personas tóxicas
Culpa
Depresión
Trastornos Alimenticios
Compartimentalización
Hiperfrenia o Hipervigilancia
Miedo
Confluencia
Preocupación por repetir patrones tóxicos (tener pulgas)
Ser Complaciente
Creer estar loca
Codependencia
Soledad y miedo a tener relaciones
Enfermedades como fibromialgia u otras enfermedades físicas
Revictimización

El conjunto de secuelas que deja el abuso narcisista [3], han sido recogidas por la víctima y creadora del Método RAN (Recuperación del Abuso Narcisista), Olga Fernández en su obra "Sobrevivir a una Madre Narcisista" [4]


"Sobrevivir a una Madre Narcisista.Cómo recuperarte de tus heridas emocionales infantiles y desplegar por fin tus alas" [5] Christine Louis de Canonville [6]