Tercer Libro de La galatea: 30

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 30 de 37
Tercer Libro de La galatea Miguel de Cervantes




CRISIO

Hágase lo que pide Orompo agora,
pues ya de recoger nuestro ganado
se va llegando a más andar la hora;
y, en tanto que al albergue acostumbrado 620
llegamos, y que el sol claro se aleja,
escondiendo su faz del verde prado,
con voz amarga y lamentable queja,
al son de los acordes instrumentos,
cantemos el dolor que nos aqueja. 625


MARSILO

Comienza, pues, ¡oh Crisio!, y tus acentos
lleguen a los oídos de Claraura,
llevados mansamente de los vientos,
como a quien todo tu dolor restaura.


CRISIO

Al que ausencia viene a dar 630
su cáliz triste a beber,
no tiene mal que temer,
ni ningún bien que esperar.
En esta amarga dolencia
no hay mal que no esté cifrado: 635
temor de ser olvidado,
celos de ajena presencia;
quien la viniere a probar
  luego vendrá a conocer
que no hay mal de que temer, 640
ni menos bien que esperar.


OROMPO

Ved si es mal el que me aqueja
más que muerte conoscida,
pues forma quejas la vida
de que la muerte la deja. 645
Cuando la muerte llevó
toda mi gloria y contento,
por darme mayor tormento,
con la vida me dejó.
El mal viene, el bien se aleja 650
con tan ligera corrida,
que forma quejas la vida
de que la muerte la deja.


MARSILO

En mi terrible pesar
ya faltan, por más enojos, 655
las lágrimas a los ojos
y el aliento al sospirar.
 

La ingratitud y desdén
me tienen ya de tal suerte,
que espero y llamo a la muerte 660
por más vida y por más bien.
Poco se podrá tardar,
pues faltan en mis enojos
las lágrimas a los ojos
y el aliento al sospirar. 665


ORFINIO

Celos, a fe, si pudiera,
que yo hiciera por mejor
que fueran celos amor,
y que el amor celos fuera.
Deste trueco granjeara 670
tanto bien y tanta gloria,
que la palma y la victoria
de enamorado llevara.
Y aun fueran de tal manera
los celos en mi favor, 675
que a ser los celos amor,
el amor yo solo fuera.


La Galatea
Libro ILibro IILibro IIILibro IVLibro VLibro VI