Todo es dar en una cosa: 53

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada III
Pág. 53 de 84
Todo es dar en una cosa Jornada III Tirso de Molina
Salen un PAGADOR y un CAPITÁN

PAGADOR:

               ¡Plegue al cielo que estas paces
               sean sin fin

CAPITÁN:

               ¿Para qué?
               Nunca cosas deseé
               de nuestra vida incapaces.
                  Déles Dios paz a las monjas,
               tenga paz el labrador,
               paz pida un adulador,
               --que en la guerra no hay lisonjas--
                  paz el avaro, que encierra
               usuras, paz el letrado,
               paz el cura, y el soldado
               tras una guerra otra guerra.
                  ¿Tenemos otro caudal?
               Bien comeremos por vos,
               Pagador, si os oye Dios.

PAGADOR:

               Son Castilla y Portugal
                  en la nobleza y hazañas
               --puesto que competidoras
               y de sus armas señoras--
               honra de las dos Españas.
                  Mientras ellas entre sí
               se destruyen, triunfa y crece
               el moro y se ensoberbece
               viéndonos andar así.
                  Quitemos a esta Granada
               la corona que Ismael
               la puso; doña Isabel
               y Fernando--sosegada
                  Castilla--pisen sus granos
               y gocen de sus tesoros.
               Conquistemos reinos moros
               viviendo en paz los cristianos;
                  que es afrenta que un rincón
               que sólo al alarbe queda
               en tantos años no pueda
               limpiarle nuestra nación.
                  Barramos esta basura
               que por setecientos años
               a costa de tantos daños
               y tantos peligros dura.