Tragedia de Numancia: 037

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 037 de 160
Tragedia de Numancia Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


TEÓGENES:

   Paréceme, varones esforzados,
que en nuestros daños con rigor influyen
los tristes signos y contrarios hados,
pues nuestra fuerza y maña desminuyen.
Tiénennos los romanos encerrados,
y con cobardes mañas nos destruyen;
ni con matar muriendo no hay vengarnos,
ni podemos sin alas escaparnos.
    Y no sólo a vencernos se despiertan
los que habemos vencido veces tantas,
que también españoles se conciertan
con ellos a segar nuestras gargantas;
tan gran maldad los cielos no consientan:
con rayos hieran las ligeras plantas
que se mueven en daño del amigo,
favoreciendo al pérfido enemigo.


Tragedia de Numancia de Miguel de Cervantes

Jornada I ----------- Jornada II --------- Jornada III ---------- Jornada IV

Scena-- < I - II > - -------------- < I - II > ---------- < I - II > ----------- < I - II - III - IV >