Ventura te dé Dios, hijo: 044

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 044 de 142
Ventura te dé Dios, hijo Acto I Tirso de Molina


OTÓN:

               No me obliga el interés.
               Noble soy y soy cortés,
               aunque a las letras odioso.
               Una granja está aquí cerca
               de un padre, que por castigo
               de que el estudio no sigo,
               que ni se hereda ni merca,
               en este traje me ha puesto.
               Tiene condición terrible,
               y si os ve, será posible
               que os maltrate, descompuesto,
               sospechando si allá os llevo
               lo que en los años prolijos
               culpan en los mozos hijos.
               Mas, venid, que yo me atrevo,
               vistiéndoos de labradora,
               de manera disfrazaros,
               que cuando intente agraviaros
               quien la ley de noble ignora,
               pague al valor que me esfuerza
               la traición con que os asalta;
               que a quien el ingenio falta
               le suele sobrar la fuerza.
               Venid, que harta dicha ha sido
               la que ya me favorece,
               pues defenderos merece.
               La que contigo he tenido
               te ofrece, pues generoso
               quieres defender mi agravio,
               hacerte, ya que no sabio,
               por la menos venturoso.
 
FIN DE LA PRIMERA JORNADA


<<<
>>>