Página:Literatura policial en la Argentina. Waleis, Borges, Saer.djvu/46

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página no ha sido corregida


de Troya, toda esa multiplicidad hormigueante que puede ser "atrapada por los sentidos”. Pero el Episodio, esa "capa transparente", como la llama Saer, que los envolvió a todos como un relente, eso es lo que no cesa de sustraerse a la experiencia, aun de quienes, como se dice, "estuvieron". El Episodio no es dato ni referente, elude cualquier verificación, esquiva sigilosamente los deícticos, no tiene, dice Saer, "origen empírico". Es propiamente un problema: “queda el residuo del acontecimiento, el armazón, el limite óseo o pétreo contra el que se choca, el problema"‘°. Un problema que nadie puede —retengamos este verbo- “desentra- ñar". Ya en El Entenado, a propósito de la muerte de Solís ysus marinos por las flechas de los colastinés, el protagonista escribía desde España: "El acontecimiento que sería tan comentado en todo el reino, en toda Europa quizás, acababa de producirse en mi presencia, sin que yo pudiese lograr, no ya estremecerme por su significación terrorífica, sino más modestamente tener conciencia de que estaba sucediendo o de que acababa de suceder“. Así pues, no sólo los "ausentes" -el Matemático en Closa y el Soldado Joven en La Pesquisa- deben valerse del relato de otro, de una "experiencia imaginaria” o un "recuerdo falso” para reconstruir un acontecimiento; también los "presentes" -Botón, Tomatis y Pichón en la primer novela y el Soldado Viejo en Ia segunda- deben soñar, inventar o glosar ese Episodio del cual participaron pero cuya existencia y sentido se les escapa como si hubieran sido ajenos a él. si, sus participantes: los ”presentes” en el cumpleaños de Washington, los guerreros Una reconstrucción fabulosa toma por objeto un fantasma que él mismo construyea falta de algo externo, visible, aio cual remitirse; a menos que, como en una glosa, se refiera a otro relato, "lo que crea un sistema i ntertextual para ciertos temas, y aun para ciertos hechos que, de otra manera, se hubiesen perdido en la pulverización incesante del acontecer“. Pero, en uno u otro caso, lo ocurrido, el Episodio, no está menos retirado del orden de ia experiencia, y sus narradores, ausentes o presentes, no son menos fabuladores de leyendas: “Desde el dia anterior, muchas de esas imágenes recubiertas habían 48 El relato, pues, carece de referencia o se auto-refiere desde el momento en que