Cancionero, ¡Oh cuartito, que fuiste un tiempo abrigo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fragmento CCXXXIV
Cancionero

de Francesco Petrarca


¡Oh cuartito, que fuiste un tiempo abrigo
a las graves tormentas mías diurnas,
fuente eres de lágrimas nocturnas
que el día ocultas por pudor mitigo!

¡Oh camastrillo, asilo y fiel amigo
en tanto afán, de qué afligidas urnas
te baña Amor, con manos siempre eburnas,
crueles sólo a mí en tan gran castigo!

No sólo mi retiro y mi reposo
huyo, sino aun yo y mi pensamiento
que me alzó con su curso a excelso polo;

y el vulgo a mí enemigo y a mí odioso
(¿quién lo pensara?) por refugio tiento:
tal miedo tengo de quedarme solo.