Cancionero, «Mira aquel monte, pecho con quien yago

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fragmento CCXLII
Cancionero

de Francesco Petrarca


«Mira aquel monte, pecho con quien yago:
allá dejamos la que tuvo un día
piedad de tí y de mí, y ahora querría
sacar de nuestros ojos todo un lago.

Vuelve allá tú, que yo solo me pago;
prueba si queda tiempo todavía
de templar el dolor que en mí se cría,
oh tú al que suma de mis males hago».

«Y tú, que de ti mismo haces olvido
y al pecho, que contigo crees, querella
le das, ¡cómo son necios tus antojos!

Que, cuando de tu luz te hubiste ido,
marchaste, pero él quedó con ella,
y allá se escondió dentro de sus ojos».