Cancionero, Alma, tú, que diversas cosas tantas

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fragmento CCIV
Cancionero

de Francesco Petrarca


Alma, tú, que diversas cosas tantas
ves, oyes, hablas, lees, piensas y escribes;
vos ojos, y sentido, tú, que vives
para al pecho llevar sus voces santas;

¿después o antes quisisteis andar cuantas
sendas tan mal andáis por mil declives,
sin hallar ni ojos suyos, ni arrequives,
ni huellas adoradas de sus plantas?

Hoy con tan clara luz y signos tales
no debería errar en el vïaje
que me encumbra a moradas celestiales.

Esfuérzate en llegar, flaco coraje,
por niebla de desdén y dulces males,
siguiendo el paso y luz de su visaje.