Cancionero, Cuando, entre otras damas, de hora en hora

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fragmento XIII
Cancionero

de Francesco Petrarca


Cuando, entre otras damas, de hora en hora,
Amor viene en el bello gesto de ella,
cuanto es cada una de ellas menos bella
así crece el afán que me enamora.

Y yo bendigo el sitio, el tiempo, la hora
en que vieron mis ojos tal estrella,
y digo: «Alma, agradece la hora aquella,
pues fuiste a tanto honor merecedora:

»de ella procede el dulce pensamiento
que con seguirlo al sumo bien te envía,
teniendo a poco lo que el resto ansía;

»y de ella la animosa bizarría,
que te alza al cielo con tan recto intento
que voy de esta esperanza ya contento».