Cancionero, Esa ventana en que se ve el sol mío

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Esa ventana en que se ve el sol mío,
cuando él quiere, y el otro a la hora nona;
y esa en que, cuando más Bóreas arpona,
silba en los breves días aire frío;

la roca en que pensosa en el estío
ella se sienta y sola allí razona,
y todo aquel rincón que su persona
con el pie holló o volvió una vez sombrío;

y el paso en el que Amor me asaltó un día;
y la nueva estación, que un año y otro
la antigua herida me renueva tanto;

y el gesto y dulce voz que mi quillotro
clava profundamente al alma mía,
hacen mis ojos desear el llanto.