Cancionero, Tan descarriado está mi desvarío

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Tan descarriado está mi desvarío
detrás de la que en fuga se revela,
y de lazos de Amor ligera vuela,
delante del pausado correr mío;

que, cuanto más en adestrar porfío,
menos presta oído y se cautela;
ni me valen con él brida ni espuela,
que es natural de Amor tal terco brío.

Y así después que el freno a sí recoge,
yo quedo a su merced y en fiera culpa,
mal que me pese, a muerte me transporta;

por ir sólo al laurel, donde se coge
acerbo fruto, cuya amarga pulpa
la herida aflige más que la conforta.