Cancionero, Toda mi tierna edad verde y florida

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fragmento CCCXV
Cancionero

de Francesco Petrarca


Toda mi tierna edad verde y florida
pasaba, y ya templar sentía el fuego
que el pecho me abrasó en desasosiego,
y al punto estaba en que decae la vida.

Ya no en sospecha andaba estremecida
mi adorada enemiga por mi ruego,
y resolvía como dulce juego
su honestidad mi pena desabrida.

Cerca el tiempo en que al amante acaso
con castidad junto a su amor le es dado
sentarse a hablar de cuanto venga al caso.

Tuvo la muerte envidia en este estado
de mi esperanza; y en mitad del paso
salió al asalto, como hombre armado.