Cancionero, Vi, por cuanto los ojos me abrió el cielo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fragmento CCCXXXIX
Cancionero

de Francesco Petrarca


Vi, por cuanto los ojos me abrió el cielo,
y Amor y estudio alas colosales,
cosas nuevas y hermosas, mas mortales,
que vierten las estrellas sobre el suelo.

Las otras, de más alto y gentil vuelo,
formas nobles, celestes e inmortales,
por no al entendimiento ser iguales,
no fue capaz de ver mi atento celo.

Y así, cuanta escribí rima prolija
que en pago ella ante Dios por mí hoy aduce,
pequeña gota fue que el mar cobija,

que el verso a cuanto entiende se reduce,
y, aquel que los dos ojos al sol fija,
tanto ve menos cuanto el sol más luce.