Cancionero, Ya llameaba la amorosa estrella

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fragmento XXXIII
Cancionero

de Francesco Petrarca


Ya llameaba la amorosa estrella
por el oriente y ya la otra que en celo
a Juno abrasa, en la polar del Cielo
hacía rodar sus rayos con luz bella;

se alzaba anciana ya que a la centella
del último carbón ceñía un vuelo,
y aplicaba a los amantes su flagelo
la hora que sus dichas atropella;

cuando llegó esperanza, en mí ya falta,
al corazón, no por la usada vía,
que entonces baña llanto y sueño ciega.

¡Qué mudada, ay de mí, de cual solía!
Y pensé oír: «¿Porqué el valor te falta?
Que aún estos ojos ver, no se te niega».