Desembarco del pirata Drake en la bahía de Guayacán (Herradura), 1578 (Traducción)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

.....Por esta causa nosotros entramos a una bahía(La Herradura) no lejos al sur de la ciudad de Cyppo(La Serena) habitada por los españoles, en 29°30 minutos, donde tuvimos certeza segura de nuestros hombres, en el numero de catorce, para buscar que conveniencia tenia el lugar y que nos ofrecía para quedarnos ahí, pero fuimos inmediatamente detectados por los españoles de la ciudad de Cyppo (La Serena era denominada "ciudad de Coquimbo") anteriormente mencionada, quienes rápidamente llegaron a ser trescientos soldados, y al menos cien de ellos eran españoles, cada uno bien montado sobre sus caballos, el resto eran nativos, corriendo como perros tras nosotros, todos desnudos en su más miserable servidumbre. Ellos no podían venir de ninguna manera cerca, porque gracias a Dios nos hizo abrir los ojos para verlos a ellos antes de que estuviéramos en situación extrema de peligro, por lo cual nuestros hombres siendo advertidos, tuvieron razonable tiempo para escapar como pudieron, primero desde el principal(?), hacia la roca sobre el mar y de ahí a sus botes ,los cuales estaban listos para recibirlos y transportarlos a los barcos de la expedición fuera del alcance de la furia de los españoles, todo eso sucedió sin ningún hombre herido excepto por Richard Minivy, que quizás por presumir o descuido de su propia seguridad, se quedó atrás para enfrentarlos...........cuyo cuerpo agotado de tanto recibir castigo fue recogido por los nativos en las rocas y llevado hacia la costa, una vez ahí los españoles procedieron a decapitarlo, además cortaron su mano derecha y le sacaron el corazón. Todo lo cual lo llevaron lejos de nuestra vista y con el resto de su cadáver incitaron a los nativos a que le dispararan llenándolo de flechas. Y ahí dejaron sus restos mutilados para que fuera devorado por los animales. Más tarde cuando todos se habían ido nosotros fuimos a la costa otra vez y le dimos sepultura...."

Francis Drake, 19 de Diciembre de 1578.