Historia de las sociedades secretas, antiguas y modernas en España y especialmente de la Franc- masonería: 2

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Historia de las sociedades secretas, antiguas y modernas
en España y especialmente de la Franc-masonería
Vicente de la Fuente


Sociedades6.PNG

cuentes riñas, cismas, disensiones, habitual indisciplina y equivocaciones frecuentes en el manejo de los caudales?—Quizá sea esta una de las principales causas, como tambien el que en las lógias españolas, segun dicen los ingleses que han tenido la debilidad de agregarse á ellas, en España son muchos los masones que alargan la mano hácia el tronco para pedir, y muy pocos los que la alargan para dar.

¿Será tambien por el silencio que ha guardado la francmasonería española acerca de su origen y vicisitudes, esperando á recibir del extranjero noticias para su historia, en vez de darlas ella misma?—Tambien esto ha podido influir mucho en su descrédito, y, por si acaso fuese esta alguna de las razones y concausas, ¿qué cosa mejor puede hacerse, ahora que la francmasonería acaba de romper su capullo, que poner á la vista del público sus precedentes, ascendencia, origen, vicisitudes, conspiraciones, asesinatos, trabacuentas con el Tesoro, pronunciamientos mayores y menores, aciagos ó afortunados, y demás beneficios que ha producido para el bien procomunal de España? Quizá con esto algun iniciado en los secretos de sus archivos, si los hay, se decida á corregir las equivocaciones en que pueda hacerme incurrir la falta de LL... (luces masónicas).

Lo que voy á publicar en su mayor parte es del dominio del público: no haré más que reunir lo disperso, y poner á buena luz lo que estaba oscuro. Creo que los mismos francmasones han de consultar este libro. En él no se trata solamente de la francmasonería, sino tambien de otras sociedades secretas, antiguas y modernas, y áun algunas de ellas rivales ó perseguidoras de la francmasonería. A la verdad, los ultras de la derecha se parecen y asimilan en algunas cosas á los ultras de la izquierda, por aquello de que los extremos se tocan. Yo quiero y debo ser imparcial, aunque esto suele costar algunos disgustos.

Por lo que hace al estilo, no debe extrañarse que éste no sea siempre del todo serio: es difícil guardar seriedad en la narración de cosas grotescas ó de truhanadas.