Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos: Capítulo XXVI

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar



598 (277). Ordinariamente el participio sustantivado no se diferencia, por lo tocante a su estructura material, de la terminación masculina de singular del participio adjetivo; de manera que siendo regular el primero, lo es consiguientemente el segundo, y si el participio sustantivado es anómalo, el participio adjetivo también lo es, y de la misma manera. En los verbos de la lista siguiente son irregulares los dos.

Infinitivo Participio sustantivado y adjetivo
Abrir. Abierto.
Cubrir. Cubierto.
Decir. Dicho.
Escribir, y todos los terminados en scribir. Escrito, inscrito, proscrito, etc.
Hacer. Hecho.
Imprimir. Impreso.
Morir. Muerto.
Poner. Puesto.
Satisfacer. Satisfecho.
Solver. Suelto.
Ver. Visto.
Volver. Vuelto.

Sus compuestos tienen ordinariamente la misma irregularidad, como descubierto (de descubrir), disuelto (de disolver).

599. Pero bendecir y maldecir, aunque compuestos de decir, son regulares en los participios: él ha bendecido, ellos fueron maldecidos. Bendito, maldito, son meros adjetivos (el bendito apóstol, aquella generación maldita), excepto en las exclamaciones: «¡Bendita sea su misericordia!»; «¡Malditos sean los traidores que han vendido a su patria!». Pero aun en este caso es más elegante y poética la terminación regular.

600 (278). Verbos hay que tienen dos formas para los participios, una regular y otra anómala:

Freír. Freído o frito.
Matar. Matado o muerto.
Prender. Prendido o preso.
Proveer. Proveído o provisto.
Romper. Rompido o roto.

601 (a). Cuando hay dos formas para los participios, la una regular y la otra anómala, pueden no emplearse indistintamente. Freído y frito se emplean ambos como participio sustantivado (han freído o han frito los huevos), y como participio adjetivo (los huevos han sido freídos o fritos); pero con otros verbos que haber o ser, es mejor la segunda forma (están fritos).

602 (279). Si matar significa dar muerte, el participio sustantivado y adjetiva es muerto; si lastimar, matado; pero para denotar el suicidio, es necesario decir se ha matado, porque se ha muerto pertenece a morirse.

603 (280). Prender, por aprehender o encarcelar, hace preso; bien que en el participio sustantivado, y con el verbo ser, no es enteramente desusada la terminación regular: los han prendido, fueron prendidos. Pero en otras significaciones debe siempre decirse prendido (la planta, el incendio ha prendido; el pañuelo no estaba bien prendido). En los compuestos no hay más que la forma regular, aprendido, comprendido, etc.

604 (281). Según Salvá, se prefiere provisto para la provisión de empleos (se ha provisto el canonicato); pero se dice, «El Gobierno ha proveído» (mejor que provisto) «lo necesario para la seguridad del país», «La plaza estaba provista» (mejor que proveída) «de municiones».

605 (282). Roto es en todos casos mejor que rompido; bien que en las frases en que el verbo romper no admite complemento acusativo parece preferible rompido: ha rompido en dicterios, ha rompido con su amigo, ha rompido por todo.

606. Absorber, en el significado de embeber, tiene el participio regular absorbido. Pero el uso prefiere en algunos casos el adjetivo absorto: «Quedaron absortos al oír semejante impostura».

607 (a). Son rigorosamente adjetivos abstracto, acepto, confuso, enjuto, expreso, expulso, y otros muchos, que parecen tener afinidad con los participios, pero que no lo son; no puede decirse, por ejemplo, que «el gobierno ha expulso a los extranjeros sospechosos», ni que «unas cosas están confusas con otras», ni que «un pueblo fue converso a la fe cristiana», o que «los misioneros le habían converso», sino expelido, confundidas, convertido. Lo que no quita que los poetas, por una especie de arcaísmo o latinismo, usen a veces como participios a expreso, opreso, excluso, y otros. A lo más que llegan en prosa algunos de ellos, como expreso, incluso, enjuto, es a construirse con estar.