Página:La reforma educacional.djvu/13

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida
— 9 —

arredrar y accedió, sin averiguar siquiera los sucesos.

 Siguieron algunos meses de inacción, pues el señor Fernández refería todas las cuestiones al proyectado Consejo de instrucción secundaria; pero el fracaso de aquella iniciativa señaló el momento de obrar.

 El señor Fernández proyectó una modificación del presupuesto, según la cual se pagaría á los profesores por horas de trabajo (como se hace en el Paraguay) y no por mes, dividiendo en consecuencia las cátedras, á los efectos de su renta, en: ciencias, letras, idiomas, ejercicios físicos y música.

 La Inspección había gestionado siempre la igualdad de sueldos, sobre la base del más elevado, sabiendo que en conjunto los ramos exigen un esfuerzo equivalente, y teniendo en cuenta lo escaso de las asignaciones[1].

 Consultada en la persona de su jefe, se opuso, tanto á la división proyectada como al pago en esa forma, pues al paso que algunos profesores quedarían con trecientos pesos mensuales, otros sólo ganarían treinta...

  1. En el congreso científico de Montevideo, el señor Pizzurno y yo habiamos hecho volar esta cuestión previa: «Que la escuela no llenará su fin, ní se perfeccionará debidamente, sino á condición de que se mejore la situación económica de los maestros»