¡Oh, mundo! Pues que nos matas...

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
​¡Oh, mundo! Pues que nos matas...​ de Jorge Manrique
 
I

	   ¡Oh, mundo! Pues que nos matas, 		
	fuera la vida que diste 		
	toda vida; 		
	mas según acá nos tratas, 		
	lo mejor y menos triste 		
	es la partida 		
	    de tu vida, tan cubierta 		
	de tristezas, y dolores 		
	muy poblada; 		
	de los bienes tan desierta, 		
	de placeres y dulzores 		
	despojada. 		


II

	   Es tu comienzo lloroso, 		
	tu salida siempre amarga 		
	y nunca buena, 		
	lo de en medio trabajoso, 		
	y a quien das vida más larga 		
	le das pena. 		

	   Así los bienes -muriendo 		
	y con sudor- se procuran 		
	y los das; 		
	los males vienen corriendo; 		
	después de venidos, duran 		
	mucho más. 		




 
 
FIN DE LA OBRA COMPLETA