¡Oh muerte!

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

¡Oh muerte!
de Julio Flórez


<poem>

¡Amad la muerte, amadla!... ella procura el supremo descanso, ella nos guía en el camino del silencio, es fría pero buena… ella mata l‘amargura!

Ella es la maga de la sombra… es pura y eterna… y todos la llamáis impía! Por qué? ¿Porque nos besa en l‘agonía y un tálamo nos da en la sepultura?

La Muerte es la ceniza de la llama; es el «no ser» de lo que vibra, muda ante el placer o el infortunio, ama:

El sueño, matador de los dolores; la calma, que del daño nos escuda, y la tierra… q‘es madre de las flores.