Águila, cuyo pico soberano

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Águila, cuyo pico soberano de Lope de Vega
A San Juan Evangelista. Por los impresores
Soneto LXXV
   Águila, cuyo pico soberano 
bañado en las corrientes celestiales
osó tocar los cándidos umbrales,
que apenas mira el pensamiento humano;

   fénix, a quien el bárbaro tirano
pensó abrasar las alas inmortales,
de cuyo fuego a nueva vida sales,
la pluma de oro en la divina mano,

   estima los afectos que recibes
del arte de imprimir, cuando resumas
la grandeza del Verbo, con que vives.

   Pues de tu pluma han hecho tantas plumas,
que eternamente escriben lo que escribes,
y de tu suma innumerables sumas.