Árbol de fuego

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Árbol de fuego de Alfredo Espino
Son tan vivos los colores
de tus flores, raro amigo,
que yo a tus flores les digo
“Corazones hechos flores”.

Y pensar a veces llego;
si este árbol labios se hiciera…
¡Ah, cuánto beso naciera
de tantos labios de fuego…!

Amigo: qué lindos trajes
te ha regalado el Señor;
te prefirió con su amor
vistiéndote de celajes…

Qué bueno el cielo contigo,
Árbol de la tierra mía…

Con el alma te bendigo,
Porque me das tu poesía…
Bajo un jardín  de celajes,
al verte  estuve creyendo
que ya el sol se estaba hundiendo
adentro de tus ramajes…