A fuerza de arrastrarse: 20

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Acto segundo[editar]

La escena representa un saloncito elegante y sencillo, perteneciente a un pabellón del parque del Marqués. Puerta al fondo que cla a dicho parque; puertas laterales.


Escena primera[editar]

El MARQUÉS y DEMETRIO, mayordomo de la casa ya viejo; trae una cartera y un lápiz.



MARQUÉS.-¿Conque se ha enterado usted, Demetrio?

DEMETRIO.-Sí, señor marqués. Este pabellón queda desde ahora a las órdenes de don Plácido; es decir, del escribiente de usted. (Tomando apuntes en su cartera.)

MARQUÉS.-No; la palabra propia. Nunca emplea usted la palabra propia. Mi escribiente... lo ha sido; ya no lo es. Don Plácido, o si usted quiere el señorito Plácido, es mi secretario particular; ¡mi secretario particular!

DEMETRIO.-Sí, señor marqués, su secretario particular. (Apunta.)

MARQUÉS.-Y aquí habitará con un criado... o dos criados, que pondré a su servicio.

DEMETRIO.-¿Con un criado o con dos criados? (Suspendiendo la apuntación.)

MARQUÉS.-Con dos. Dos criados. Además, comerá con nosotros. ¿Comprende usted?

DEMETRIO.-Perfectamente. Comida, la del señor marqués. (Apuntando.)

MARQUÉS.-¡Hombre, eso no! Si le da usted a Plácido mi comida, me quedo yo sin comer. ¡Propiedad en la frase, por Dios!

DEMETRIO.-Quiero decir que comerá a la mesa del señor marqués.

MARQUÉS.-Bueno. Y mucha consideración y mucho respeto.

DEMETRIO.-Pierda cuidado el señor marqués. Se le respetará como si fuera el propio señor marqués. (Va a apuntar.)

MARQUÉS.-¡Tanto respeto, no! Porque al fin yo soy yo.

DEMETRIO.-Algo menos. (Apuntando.) Se le respetará algo menos.

MARQUÉS.-Pero si lo apunta usted de ese modo, van a creer que se le debe respetar algo menos de lo que antes se le respetaba, y es al contrario.

DEMETRIO.-(Apuntando.) Algo más.

MARQUÉS.-(Corrigiendo.) Bastante más.

DEMETRIO.-(Apuntando.) Bastante más.

MARQUÉS.-Ahora que le busquen en la casa; probablemente estará en mi despacho; y que venga a tomar posesión de sus nuevas habitaciones.

DEMETRIO.-Sí, señor marqués. (Se va apuntando.) Que venga sin dilación a tomar posesión del pabellón.

MARQUÉS.-Es el mayordomo más torpe que he tenido.



◄  Anterior
Siguiente  ►