A vos, deidad amable

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

A vos, deidad amable
de Mariano Melgar


A vos, deidad amable,
A vos, a quien mis ojos
No cesan de mirar;
A vos, por quien mi pecho,
Rendido a vuestras aras,
Se siente palpitar.


A vos, a quien consagro
Un corazón de fuego;
A vos, que al verte luego
No ceso de adorar.


A vos, retrato de amor,
Compendio de perfecciones
Hermosa singular;
A vos, a quien ya no pudo
Más bellaza y atractivos
Naturaleza obsequiar.


A vos, deliciosa Venus,
Prodigio a quien el pincel
Jamás podrá dibujar;
Porque al amor sólo es dado
A vuestra hechicera imagen
En mi pecho retratar.


En fin, a vos, como a dueño,
Como a mi primer amor,
Te juro sacrificar
Un alma, que te idolatra,
Con el amor más sagrado
Que puedas imaginar.


A vos, a quien consagragro
Un corazón de fuego;
A vos, que al verte luego
No ceso de adorar.