Acertar errando: 41

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Escena X[editar]

El MARQUÉS y DICHOS.


DON CARLOS. -Pues sepa usted que mi corazón... (A DOÑA VENTURA, queriendo besarle la mano.)

D.ª VENTURA BAZÁN. -¡Qué hace usted!... Esa libertad... (Retirándola.)

MARQUÉS DEL ROBLE. -(¡Hola, hola!)

DON CARLOS. -¡Ah! Ya no es tiempo de... (A DOÑA VENTURA.) (¡Cielos, mi padre!)

D.ª VENTURA BAZÁN. -(¡El marqués!)

MARQUÉS DEL ROBLE. (Con tono festivo.) -Rosa, tu madre ha conocido que no eras tú la que tocaba hace poco el piano.

DOÑA ROSA. -No era difícil conocerlo, papá. Esta señorita lo hace mucho mejor que yo.

MARQUÉS DEL ROBLE. -Sí; no hay duda; y Carlos, como es tan filarmónico, le estaba manifestando su admiración...

DON CARLOS. -(¡Me ha visto!)

DOÑA ROSA. -Pero papá... (Aparte al MARQUÉS.)

MARQUÉS. -Todo lo he visto, y estoy contento de ella. (Aparte a DOÑA ROSA.) Carlos, palabra. (Aparte a DON CARLOS.) Tu madre necesita de una joven que la cuide, y quiere recibir a esta, cuya modestia y aspecto de candor le han agradado mucho.

DON CARLOS. -¿Esta joven se queda en casa?

MARQUÉS DEL ROBLE. -Sí. Ya sabes cuál es tu deber.

DON CARLOS. -Basta, papá: lo sé.

MARQUÉS DEL ROBLE. -Señorita (alto), he visto con mucho placer que tiene usted habilidades muy apreciables, sobre todo en el canto, y nos prometemos disfrutar de ellas.

D.ª VENTURA BAZÁN. -Pero señor...

MARQUÉS. -Mi mujer y yo acabamos de decidir que se quede usted con nosotros.

D.ª VENTURA BAZÁN. -¡Yo!... (Conmovida.)

DOÑA ROSA. -¡Amiga mía! ¡Qué contenta estoy!

DON CARLOS. -¡Se queda en casa!... (¡Y mi deber es huir de ella!)

MARQUÉS DEL ROBLE. -Ahora vamos al cuarto de mi mujer, y...

D.ª VENTURA BAZÁN. -Señor marqués, ¿quiere usted oírme un instante?

MARQUÉS DEL ROBLE. -Hable usted.

D.ª VENTURA BAZÁN. -Pero... (Señalando a DOÑA ROSA y a DON CARLOS.)

MARQUÉS DEL ROBLE. -Hijos, allá vamos nosotros.

DOÑA ROSA. -Después de lo que yo he trabajado no vaya usted a rehusar... (Aparte a DOÑA VENTURA.)

MARQUÉS DEL ROBLE. -Rosa, déjanos.

DON CARLOS. -Ven, hermana. (Desde la puerta, y se van los dos por la izquierda.)


◄  Anterior
Siguiente  ►