Acta del Cabildo de Guayaquil (11 de Mayo de 1696)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

POR SER EL INVIERNO CORTO Y SALARSE LAS AGUAS DEL RÍO, CON GRAN FALTA DE AGUA DULCE Y PERJUICIO DE LOS POBRES, EL CABILDO DISPONE HACER UNA ALBARRADA PARA SU REMEDIO – PARA ALIVIO DEL COMERCIO SE ACUERDA CONSTRUIR UN TALLER (DEPÓSITO DE ADUANA) Y PORN LO PRONTO UNA RAMADA – PERMISO AL ALCALDE JUAN MELÉNDEZ PARA QUE VIAJE A LIMA – DON JUAN NAVARRO NAVARRETE PRESENTA UNA REAL PROVISIÓN EN QUE SE LE NOMBRA TENIENTE GENERAL DE CORREGIDOR.

Cabildo del 11 de Mayo de 1696.- En la Muy Noble y Leal Ciudad de Santiago de Guayaquil, en once de Mayo de mil seiscientos y noventa y seis años, se juntaron a Cabildo, como lo han de uso y costumbre, los Señores Justicia y Regimiento de esta dicha Ciudad, es a saber: El Señor Don Alonso de Enderica, Tesorero Juez Oficial de la Real Hacienda y Caja de Su Majestad, Alcalde Ordinario y Justicia Mayor; el Capitán Don Juan Meléndez, Alcalde Ordinario; el Capitán Juan Antonio de Vargas, Alguacil Mayor; y Regidor Perpetuo; el Capitán Juan Alfonso Cerezo, Fiel Ejecutor y Regidor Perpetuo; el Capitán Don Juan de Mariscal, Regidor más antiguo; el Capitán Blas García de la Peña, Regidor; y el Capitán Don Antonio Gómez Cornejo, Regidor; y el Alférez Don Francisco de Illumbe Vergara, Procurador General, para tratar y conferir cosas tocantes al servicio de Su Majestad y bien de la República, y se trató lo siguiente:

Motivo de salarse las aguas del Río.- En este Cabildo propuso el dicho Procurador General, que respecto de que las aguas este año, se han alzado muy temprano, y que el río se va salando anticipadamente, y que habrá gran falta de agua dulce en la República donde hay muchos pobres que perecerán por falta de ella, por no tener dos reales para una botija de agua dulce, y que les parece que será alivio para la República el que se haga una albarrada en el estero que llaman de Morillo, que ésta se hará a poca costa, y que así Su Señoría vea y determine lo que más convenga al bien público. Y oído por Sus Señorías, dijeron y acordaron que se haga la dicha albarrada, a costa de los Propios y Rentas y se comete al Capitán Don Juan de Mariscal, el cual se ofreció a hacerla dándole estacas, cañas y gente la necesaria a costa de dichos Propios.

De la Ramada para las Embarcaciones.- En este Cabildo propuso el dicho Procurador General, que convendría hacer un taller para que en la orilla del río se desembarquen todos los géneros que entran y salen, que servirá de mucho alivio al Comercio, y que por ahora se haga aunque sea de paja y bijao, y que Sus Señorías acordaron y dijeron que se haga como lo representa el Procurador General y se comete al Capitán Blas García de la Peña para que la disponga y determine con su buen juicio como más convenga, y que por ahora haga por ahora una ramada, que todo el costo que hiciere en uno y otro se le pasará en cuenta con su simple juramento.

Viaje de Juan Meléndez a Lima.- En este Cabildo propuso el Capitán Don Juan Meléndez, que tiene que hacer viaje a la Ciudad de los Reyes a negocios que le importan, y que sean servidos de concederle licencia para dicho viaje que será dentro de dos o tres días. Y se le concedió la dicha licencia y se mandó que luego que la aceptase, deposite la vara en el Regidor a quien tocase.

Provisión de Teniente General de Corregidor.- Y, luego, incontinenti, en dicho día, mes y año arriba dicho, pareció en este Cabildo el Capitán Don Juan Navarro Navarrete, y presentó una Real Provisión. Y, habiéndose visto se obedeció con el respeto debido, y mandaron use y ejerza dicho oficio de Teniente General de Corregidor, y fue recibido al uso de él, habiendo hecho primero el juramento debido y diciendo a la conclusión: Si Juro y Amén, y mandaron que la dicha Provisión se asiente en los libros de Cabildo y lo firmaron=

Con lo cual se acabó este Cabildo y lo firmaron.

Alonso de Enderica. Juan Meléndez. Juan Antonio de Vargas. Juan Alonso Cerezo. Don Juan de Mariscal. Blas García de la Peña. Andrés de Enderica. Don Antonio Gómez Cornejo. Don Francisco de Illumbe.

Ante mí, Don José de Bances Obregón, Escribano de Cabildo.

Bibliografía[editar]

  • Garay Arellano, Ezio. Actas del Cabildo Colonial de Guayaquil Tomo VIII: 1695 a 1699 De la Segunda Época. Versión de Ezio Garay Arellano, basada en la transcripción original de J. Gabriel Pino Roca, revisada por Rafael E. Silva. Publicación del Archivo Histórico del Guayas y el aval del Banco Central del Ecuador (Santiago de Guayaquil, junio de 2000). Páginas: 71 a 73.