Acta del Cabildo de Guayaquil (3 de Enero de 1639)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

PREGON DE LAS ORDENZANZAS Y ORDEN PARA HACER UN MATADERO DE TEJAS Y CAL – CUSTODIA Y SEGURIDAD DEL ARCHIVO DE CABILDO – PULPERÍAS – ENCABEZONAMIENTO DE LAS ALCABALAS.

Cabildo del 3 de Enero de 1639.- En la Ciudad de Santiago de Guayaquil, en tres días del mes de Enero de mil y seiscientos y treinta y nueve años, se juntaron a Cabildo, como lo han de costumbre; el Maese de campo Baltazar Malo de Molina, Corregidor y Justicia Mayor; y el Maese de Campo Toribio de Castro y Guzmán, Alcalde Ordinario; Diego Navarrete, Depositario General; Francisco de Castañeda, Fiel Ejecutor; y Diego de Orozco Briceño, Regidor, todos con voz y voto en Cabildo, y estando juntos se acordó lo siguiente:

Ordenanzas.- En este Cabildo se trató de que, conforme a las Ordenanzas de la Ciudad, se mandan a pregonar a principio del año para que haya notoriedad de ellas, y así mandaron se haga y ponga por fe al pie del traslado que quedó en poder del presente Escribano, por haberse quemado el original.

Padre de Menores y Juez de Difuntos.- Asimismo se nombró por Padre de Menores para este presente año al Maese de Campo Toribio de Castro, Alcalde Ordinario más antiguo, y Juez de Bienes de Difuntos, a Cristóbal de Carranza.

Matadero.- Asimismo se acordó que el Matadero se ha de hacer, y por cuanto la experiencia muestra que por ser cubierto de paja y bijao no dura un año, con la fuerza de gallinazos que (se) posan sobre él, la mandaron que se haga y cubra de teja y cal, y esto se comete al Fiel Ejecutor, Francisco de Castañeda, el cual gaste lo necesario en ello, para lo cual, desde luego, se señala y adjudica la mitad de lo que (se) montare (en) el Puerto de Bola, que se ha de arrendar este año, y se traiga en pregón por el término ordinario y remate en el mayor ponedor con las demás rentas de esta Ciudad.

Cubierta de Cal y Tejas.- Y para efecto de este Matadero y que se cubra, da el Maese de campo Toribio de Castro, toda la cal graciosamente con que vayan por ella a su calera; y el dicho Fiel Ejecutor, dijo, que dará quinientas tejas de balde. Y para el remate de todas las Rentas de esta Ciudad y Puerto de Bola, se hallen presente el Corregidor y (los) Alcaldes con un Regidor y (el) Procurador General.

Archivo de Cabildo.- Asimismo se propuso que, por cuanto el Archivo de papeles de este Cabildo y (tras la pérdida del) libro antiguo, (donde) se quemaron en el último incendio que hubo a los ocho de Diciembre de treinta y seis, mandaron se haga nuevo archivo con las tres llaves y cerraduras, para que se entreguen conforme a derecho; y atento a la cortedad de los Propios y muchos gastos que esta Ciudad tiene, se pide por parte de este Cabildo a las Justicias, que en la condenaciones que hicieren sea para este archivo, y de no (serlo), se gaste de Propios. Y el que se haga se encarga al Maese de campo Toribio de Castro, Alcalde Ordinario.

Elección de Alcaldes.- En este cabildo se trató que, por cuanto en la elección que se hizo el día de Año Nuevo de (quien el) Procurador General salió electo Lorenzo de Castro Navarrete, y por contradicción hecha por Francisco de Castañeda, Fiel Ejecutor por decir era incompatible el oficio al de Escribano Público que tiene, y que debía hacer dejación del de Escribano para el uso de este otro. Y, habiéndose mirado este causa y que el dicho Fiel Ejecutor se parta de la dicha contradicción y (por) estar en la dicha Ciudad sin Procurador General, que pida lo conveniente al bien público, mandaron sea llamado y recibido al dicho oficio, para lo cual el dicho Corregidor confirmaba y aprobó la dicha su elección, mandaron acepte y jure, conforme a derecho, el cual pareció en este Cabildo, aceptó el dicho oficio y juró por Dios y a una Cruz (se hizo), en toda forma, de que usará bien y fielmente el dicho oficio, mirando y pidiendo todo lo conveniente al bien de esta República y a la conclusión dijo: Si Juro y Amén, y lo firmó con el Cabildo.

Tomar Cuenta.- Y, luego, se trató y mandó que se tome cuenta a los Mayordomos que hasta hoy han sido y las deban dar, y que esto se cometa al Señor Corregidor y Escribano de Cabildo; y para este año se nombra por Mayordomo de esta Ciudad a Francisco Muñoz, el cual aceptó y juró. Y, luego, se trató de que las pulperías de la Ciudad se nombren en partes públicas y convenientes, y para esto se comete al Señor Corregidor y (al) Fiel Ejecutor para que las nombren, advirtiendo que una se ha de dar con el peso por el aumentos de los Propios. En este cabildo se trató de que, pro cuanto el último Encabezonamiento de las Alcabalas, se cumplió y se ha conseguido nuevo Encabezonamiento y son pasados muchos años y conviene que conforme al nuevo Encabezonamiento se haga repartición para que con tiempo se cobre y pague, acordó este cabildo se vea la Real provisión de este último Encabezonamiento y se haga la repartición y, hecha, se traiga a este Cabildo para que se apruebe como se manda y se cobre lo que así se repartiere, la cual dicha repartición la hagan el Maese de campo Toribio de Castro, el Procurador General y (el) presente Escribano; y así lo proveyeron y firmaron.

Baltazar Malo de Molina. Toribio de Castro. Diego Navarro Navarrete. Francisco de Castañeda. Diego Orozco y Briceño. Lorenzo de Castro Navarrete. Francisco Muñoz.

Ante mí, Lorenzo de Bances León.

Bibliografía[editar]

  • Freile Granizo, Juan. Actas del Cabildo Colonial de Guayaquil Tomo I: 1634 a 1639 De la Primera Época. Versión de Juan Freile Granizo, basada en la transcripción original de José Gabriel Pino Roca, revisada por Rafael Euclides Silva. Publicación del Archivo Histórico del Guayas bajo patrocinio de la Junta Cívica de Guayaquil (Santiago de Guayaquil, 31 de agosto de 1972). Página(s): 342 a 344.